Uncategorized

ANTONIO G. ITURBE La bibliotecaria de Auschwitz


Autor: Antonio G. Iturbe
Editorial: Planeta
ISBN: 9788408009511
488 páginas
19’90€
Sinopsis


 
Sobre el fango negro de Auschwitz que todo lo engulle, Fredy Hirsch ha levantado en secreto una escuela. En un lugar donde los libros están prohibidos, la joven Dita esconde bajo su vestido los frágiles volúmenes de la biblioteca pública más pequeña, recóndita y clandestina que haya existido nunca. En medio del horror, Dita nos da una maravillosa lección de coraje: no se rinde y nunca pierde las ganas de vivir ni de leer porque, incluso en ese terrible campo de exterminio, «abrir un libro es como subirte a un tren que te lleva de vacaciones». Una emocionante novela basada en hechos reales que rescata del olvido una de las más conmovedoras historias de heroísmo cultural.

Antonio G. Iturbe (Zaragoza, 1967) lleva veinte años dedicado al periodismo cultural. Ha sido coordinador del suplemento de televisión de El Periódico, redactor de la revista de cine Fantastic Magazine y trabaja desde hace dieciséis años en la revista Qué Leer, de la que actualmente es director. Ha colaborado, entre otros medios, en las secciones de libros de «Protagonistas», Ona Catalana, ICat FM y la Cope, y en suplementos de cultura de diarios como La Vanguardia o Avui. Ha publicado las novelas Rectos torcidos y Días de sal, y es autor de la serie de libros infantiles «Los casos del Inspector Cito», traducida a cinco lenguas.
Días atrás publicamos la entrevista que amablemente el autor concedió a Momentos de silencio compartido, donde  nos habla un poquito de él, de sus publicaciones y de cómo nació y fue dando forma a La bibliotecaria de Auschwitz aquí os dejo el enlace a la entrevista.
Dita Adlerova es una niña de 14 años que ve alterada una vida cómoda y apacible con el inicio del holocausto nazi. Vive en Praga pero poco a poco las cosas se van complicando y su familia es trasladada a Terezín, un gueto a las afueras de Praga que no deja de ser una antesala a los campos de concentración. Allí es donde su madre marca su ropa con la estrella de David amarilla, que la identifica como judía y que podemos ver en la portada del libro.
Tiempo después reciben la notificación por parte de las SS, de que han de ser trasladados al campo de concentración de Auswichtz-birkenau (1944), hacinados en trenes que no eran otra cosa que el pasaje al infierno del que la mayoría no volvería.
Hasta aquí no he explicado nada que la mayoría no hayamos leído.
Cuando Dita, su padre y su madre llegan a  Auswichtz-birkenau son conducidos a un campo familiar, el padre es destinado al barracón de los hombres y Dita y su madre al de las mujeres. Aunque están en barracones separados el estar en esta zona les permite mantener el contacto diario después de que sus padres finalicen las duras tareas encomendadas.

Dita en cambio es destinada la barracón 31, dicho barracón acoge a aproximadamente 500 niños, y las SS lo utilizan como escaparate para las visitas de observadores europeos (por llamarlos de alguna forma). En él, estos niños realizaban tareas apropiadas para la infancia y supuestamente recibían una alimentación “algo más completa”…


 

La realidad del barracón 31 es que  de la mano de Alfred Hirsch han conseguido organizar una escuela clandestina, donde los cuidadores son profesores y disponen de una biblioteca.
Tanto la escuela como la biblioteca es algo inusual y prohibido severamente por los alemanes, pero que los encargados del barracón 31 y el resto de integrantes del campo familiar guardan con extremado celo.

Dita es la encargada de cuidar esos maravillosos 8 ejemplares, riesgando su  vida si los guardias se enteran de ello. Los 8 ejemplares se complementan con libros andantes, es decir personas que son capaces de recrear historias y contenidos de libros a la perfección y que también son prestadas a aquellos  que así lo deseen.
¿Verdad que resulta increíble? Pues en gran medida esta historia es cierta, no puedo desvelar que pequeña parte no lo es puesto que algunos de vosotros no habréis leído esta novela y espero que sí lo hagáis.
Los personajes de los que habla en el argumento son reales, la verdadera Dita estuvo con ellos en aquel infierno. El doctor Mengele, Pestek , Hirsch, etc. Los barracones-dormitorio, las formaciones interminables mientras realizaban el recuento, las cámaras de gas, los transportes en los trenes, los piojos, las enfermedades, la muerte tan cercana …todo es parte de nuestra historia tan real y cruel como el hombre.
A título personal, he de reconocer que el libro sí me ha impactado, pese haber leído a Primo Levi en Si esto es un hombre o El niño del pijama de rayas de Jonh Boyne, algo más edulcorado. La bibliotecaria de Auschwitz es una historia cruda como toda realidad que se precie. En la que encontramos paradójicamente, historias de amor, compañerismo, complicidad, amistad y valentía así como el amor de unos padres hacia su hija.

La novela está escrita de manera ágil, sin recrearse excesivamente en las situaciones más críticas y narrada desde la perspicacia y agudeza de una adolescente que es capaz de bromear de ciertos aspectos de su día a día. Ella transmite al lector un toque de esperanza que no le abandona ni cuando las trasladan al campo de Bergen-Belsen, y poco a poco los dejan morir.
Es contradictorio ante tanta crueldad y rudeza decir que esta historia me ha gustado, pero así ha sido.  Antonio G. Iturbe ha conseguido crear una novela que recrea un momento tan duro para unos y tan invisible para otros.
Por cierto y sin que esto no sirva como  una escusa para no leer este libro, el tema de los piojos lo he llevado fatal, tanto nombrarlos ha hecho que me pasase media lectura con una mano sujetando el libro y con la otra rascándome la cabeza!

Agradecemos a la Editorial Planeta los ejemplares facilitados para la lectura, así como los que nos ha hecho llegar para el sorteo y la lectura conjunta.

30 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: