De Barcelona a Almería: el tour literario de Olvídate de mí

Tour literario de Olvídate de mí

Olvídate de mí, mi primera novela, se publicó hace unos días y hoy quiero hablarte de los escenarios que aparecen a lo largo de la historia.

Isabel, esta chica de mirada misteriosa, es la protagonista de Olvídate de mí.

Olvídate de mí, Inma Bretones

Ella nació en Almería, como su madre y su familia. Concretamente, Isabel nació en el pueblo de San Lorenzo, un lugar que no existe y que he inventado a partir de los recuerdos del lugar donde nacieron mis padres: Fiñana, un pequeño pueblo cercano a Sierra Nevada, entre Almería y Granada.

Fiñana en Olvídate de mí

Llegué al mundo en un clima lleno de vergüenza, de cuchicheos detrás de las puertas de las calles de San Lorenzo, el pueblo de mi familia materna, por las que pasaba mi madre, primero con su tremenda barriga y después conmigo en los brazos sin un hombre al lado que le diera los apellidos a lo que había traído al mundo. Así que, mis apellidos fueron los mismos que los de ella, los de sus padres: Ortiz Martínez. Y mi nombre: Isabel, como su abuela paterna, «que en paz descanse», como siempre decía después de nombrarla.

Nací chiquitina, como ella. De hecho, mi madre y yo somos bastante parecidas, menudas y de constitución delgada, aunque, por suerte, solo nos parecemos algo físicamente y nada más. Los ojos verdes y el pelo negro los heredé de mi padre, pero eso lo descubrí tiempo después.

Sin embargo, la mayor parte de la vida de Isabel transcurre en Barcelona, la ciudad que le vió crecer y llegar a la edad adulta. A lo largo de Olvídate de mí, aparecen diferentes escenarios de Barcelona: Eixample, Sarrià, Sant Gervasi, Barceloneta y, en especial, Poblenou, zona donde yo vivo actualmente y en la que Isabel pasará gran parte de su vida.

Poblenou en Olvídate de mí

Al fin, llegaron a casa de Lola, un piso de la calle Pujades, en el barrio del Poblenou, una zona industrial en la que vivía gente humilde por aquel entonces. El pequeño hogar de Lola era un cuarto piso sin ascensor, con escaleras altas y empinadas. Matilde arrastraba escalón a escalón la pesada maleta tras el lento caminar de las tres niñas que, con sus culos gordos y encabezadas por su madre, parecían unos polluelos siguiendo a mamá oca hasta su nido.

Finalmente, llegaron al cuarto piso, el último del bloque, donde estaba el hogar en el que mi madre viviría a partir de entonces, y donde años después viví yo.

Un lugar donde la historia de Olvídate de mí tendrá un giro de vital importancia para la trama será Fontplana, un pueblo con nombre inventado, pero que podríamos situar en cualquiera de los pueblos del Montseny.

Fontplana a Olvídate de mí

Al día siguiente, poco después de las nueve de la mañana, estaba con mi bolsa en la puerta de la estación esperando el autobús para ir hasta Fontplana. Sobre las once llegué a la casa de los padres de Silvia agotada, porque desde la parada del autobús tuve que caminar un buen rato cargada con la bolsa con mi ropa hasta el chalé por un camino de piedras y barro.

Era una casita prácticamente perdida en medio del bosque, con dos plantas y coronada por una chimenea. El tejado a dos aguas era de tejas de color granate y las paredes tenían un color rosado, que contrastaba con los marcos blancos de las ventanas. Cuando entré en la casa, estaba todo en penumbra, solo se colaba algo de luz por las contraventanas medio cerradas. Me adentré a tientas entre los muebles del comedor y abrí los ventanales, que daban a un gran porche con cinco arcos apuntados desde donde se accedía al enorme jardín, que se fundía con el bosque. Los rayos de sol de la mañana inundaron gran parte del comedor. Aunque hacía tiempo que no iba a aquella casa, aún recordaba muchas cosas de cómo era.

Otro escenario de vital importancia en el desarrollo de la historia de Isabel será Sats, un pueblo también producto de mi imaginación que está situado en la Costa Brava de Girona. Un pueblo de bonitas playas y acantilados escarpados.

Sats en Olvídate de mí

… decidí regresar a Sats. Necesitaba escapar de Barcelona y volver a La Gaviota y respirar, liberarme de todo aquello.

Durante el tiempo en que estuve allí, aproveché para darle vueltas a todo lo que había pasado en los últimos meses. 

Espero que este pequeño tour por los escenarios de Olvídate de mí y los textos que he seleccionado te permitan que te sitúes en los lugares en los que se desarrolla la historia de Isabel

¿Un book tour es un complemento perfecto a la lectura de una novela, no crees?

¿Conoces alguno de los escenarios que aparecen en Olvídate de mí?

¡Feliz lectura!

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Acabo de conocer tu novela gracias a la reseña que de la misma publican hoy en su blog las chicas Britt. El asunto parece duro y vidrioso, pero la novela me atrae y más tras ver los escenarios donde la sitúas. Tomo nota y la coloco en mi lista de lecturas.
    Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: