Con esto y un bizcocho
Más allá de la novela contemporánea,  Uncategorized

Entrevista a Amara Castro Cid, autora de Con esto y un bizcocho

Hoy entrevisto a Amara Castro, quien acaba de publicar Con esto y un bizcocho con la editorial Maeva.

Si quieres saber más sobre Amara Castro y sobre su nueva novela Con esto y un bizcocho, no te pierdas esta entrevista.

¿Podrías contarnos quién es Amara Castro Cid?

Soy una persona como otra cualquiera, alguien que ha luchado por conseguir sus sueños y que por fin está en el camino que tanto había deseado.   

¿Qué te llevó a dedicarte a la escritura?

Cuando estaba en preescolar me negaba a aprender los números, “Total, para qué los quiero si voy a ser escritora, lo que quiero es aprender las letras”, le justifiqué a mi profesora. Ella llamó a mis padres y entre los tres me convencieron alegando que algún día tendría que numerar las páginas de mis libros. Así que ya ves, desde luego no ha sido una ocurrencia repentina, siempre lo tuve muy claro.

Si tuvieras que contar en una sola frase de qué trata Con esto y un bizcocho, ¿qué dirías?

Trata de la capacidad de seguir adelante en los momentos difíciles teniendo en cuenta la importancia de pedir ayuda y buscar apoyo en nuestros seres queridos.

¿De dónde nació la idea que te llevó a escribir Con esto y un bizcocho?

Un día se me rompió un vaso al que le tenía un cariño especial. Me descubrí diciendo en alto “Gracias, vaso bueno” mientras lo tiraba a la basura. Creo que fue entonces cuando empezó a germinar una reflexión más profunda sobre la necesidad humana de algún tipo de despedida ante la pérdida de un ser querido, sobre lo diferente que puede resultar el proceso de duelo cuando no podemos despedirnos, cuando la pérdida es repentina.

En relación con la parte más técnica de la escritura de esta novela, ¿cómo organizaste para escribir Con esto y un bizcocho? ¿Te dejaste llevar por la improvisación o estructuraste previamente toda la historia?

Durante el primer año fui preparando todo lo que necesitaba para ponerme a redactar. Me gusta planificar con calma, pero soy muy flexible con todo el material. Nunca tiro nada a la basura, ya ves lo que me costó tirar un vaso, imagínate si me tengo que deshacer de un personaje porque me doy cuenta de que no le aporta valor a la historia. Tengo unas carpetas, tanto físicas como en el ordenador, que se llaman “Sobras” y ahí voy guardando aquello que había planeado, pero acabé desechando. El segundo año lo dediqué a la redacción del primer borrador. El tercero me centré en las correcciones y en darle brillo a la novela en su totalidad.

¿Tienes alguna manía como escritora? ¿Podrías contárnosla?

Tengo bastantes manías y lo peor es que creo que voy empeorando con la edad. Van desde asignar un color a cada personaje hasta la necesidad de tener al menos un par de Playmobil encima de la mesa. Te cuento una que he descubierto hace poco. Estoy convencida de que escribo mucho mejor con la espalda protegida por una pared, me incomoda no ver bien la estancia en la que estoy escribiendo. En la biblioteca, busco las esquinas para sentarme. En casa, siempre estoy cambiando los muebles de sitio, pero jamás se me ha ocurrido poner el escritorio de forma que tenga que trabajar mirando a la pared.

Hablemos ahora sobre tu faceta como lectora. Si tuvieras que recomendarnos una novela, ¿cuál sería y por qué?

Como agua para chocolate, de Laura Esquivel. Es un libro que me fascina tanto por su estilo narrativo como por sus personajes secundarios. También es una historia de amor y familia y me encanta la relación entre las tres hermanas. Además, te confieso que estoy enamorada del doctor Brown que cuida a Tita con tanto cariño cuando ella toca fondo.  

¿Qué autor/a es tu preferid@? ¿Podrías contarnos qué es lo que le hace ser su preferido?

Me resulta tan difícil elegir que voy a dejarme guiar por las ganas que tengo de que publique nueva novela. Susana López Rubio me cautivó con El Encanto y me atrapó para siempre con Flor de sal.

¿Qué libro estás leyendo ahora mismo?

La segunda parte de La mansión de los chocolates, Los años dorados, de María Nikolai, publicada por Maeva. Una delicia de novela, igual que la anterior. Me tiene enganchada desde el inicio.

¿Podrías recomendarnos un libro para escritores?

El viaje del escritor, de Christofer Vogler, es muy recomendable para trabajar lo que considero que deben ser los pilares de una novela: la trama y los personajes.   

Cuéntanos, ¿estás trabajando en algún nuevo proyecto literario? ¿Puedes explicarnos algo sobre él?

Estoy trabajando en mi tercera novela, independiente de las anteriores, pero en la misma línea. Estoy muy entusiasmada con este proyecto, disfrutando cada minuto del proceso creativo.

Muchas gracias, Amara, por esta entrevista. Te deseo mucho éxito con Con esto y un bizcocho y el resto de tus proyectos.

Si quieres un ejemplar de Con esto y un bizcocho de Amara Castro puedes conseguirlo aquí.

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: