Entrevista a Ana Iturgaiz, autora de La mirada de la ausencia

¡Hola! Como cada semana, estoy aquí para compartir contigo la entrevista que he hecho a Ana Iturgaiz, quien acaba de publicar La mirada de la ausencia.

Aquí te dejo la sinopsis de La mirada de la ausencia de Ana Iturgaiz:

El 21 de febrero de 1874 el ejército carlista pone cerco a la ciudad de Bilbao. En la ciudad asediada se encuentran Javier Garay, un fotógrafo de postales eróticas, e Inés Otaola, una planchadora sin trabajo, a la que el hambre obliga a ejercer de modelo para Javier.

Sin embargo, las aspiraciones de Javier no pasan por quedarse encerrado en la ciudad sitiada sino en ejercer de reportero de guerra para los periódicos más importantes del país y conseguir el éxito que siempre ha deseado. La ocasión le llega cuando el gobierno liberal le propone la posibilidad de infiltrase tras las líneas enemigas y él la aprovecha sin dudarlo. Lo que no se imagina es que Inés lo arrastrará al campo de batalla con él.

Por su parte, Inés, que fue expulsada hace cinco años del caserío familiar junto a su abuela y su hermano, nunca imaginó que regresaría a su hogar y mucho menos sin ellos. Tampoco sospechó que el fotógrafo sería su oportunidad para huir de la ciudad destruida para volver al lugar en el que nació.

En medio de la destrucción, ambos se convierten en el refugio del otro. Sin embargo, la guerra y las sospechas de los militares conseguirán separarlos.

Aquí puedes empezar a leer La mirada de la ausencia de Ana Iturgaiz

 

Ana Iturgaiz

¿Quién es Ana Iturgaiz?

Una licenciada en historia, documentalista de profesión, madre, lectora, escritora…

Una mujer como muchas otras, con intereses muy variados y la figura de los libros siempre presente, en el trabajo y en la vida privada.

 

¿Qué fue lo primero que escribiste?

¿Te sorprenderías si te digo que manuales de programas informáticos? Pues sí, estuve muchos años trabajando en una empresa de software y algunos de sus manuales los escribí yo.

No me decidí a escribir literatura hasta hace unos diez años.

Por suerte para los lectores, la primera novela que finalicé descansa felizmente y olvidada en el fondo del ordenador.

 

¿Cómo te formaste como escritor?

Hice un curso de creación literaria y otro sobre cómo escribir una novela, pero en general soy autodidacta. Aunque como desde que tenía diez años he leído muchísimo, imagino que todas esas lecturas me han enseñado a expresarme por escrito.

 

¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir?

Ninguna en especial. Ni siquiera tengo un sitio demasiado apropiado. Escribo en el ordenador, en la mesa de la cocina y mesa para todo y, si estoy cansada, me meto en la cama con una libreta. Lo que sí necesito es silencio. Soy incapaz de concentrarme con ruidos y voces.

 

¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?

En general, escribo por la noche, cuando ya no hay nada especial que hacer en casa. Con un poco de suerte, a media tarde saco un rato libre y lo aprovecho.

 

¿Eres una escritora de las que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?

Curiosamente en eso estoy en retroceso. He estado años escribiendo únicamente en el ordenador, pero desde hace un par, lo hago cada vez más a mano. Me da la sensación de que avanzo más. Cuando escribo en el ordenador, corrijo continuamente y cambio las frases casi antes de haberlas terminado y tardo mil horas en completar una página. A mano tardo menos en escribir las mismas palabras, así que he cogido la costumbre de escribir a mano y, después, dictar el texto en el Google Drive para no tener que copiarlo de nuevo.

 

¿Hay algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna vivencia, tus raíces…?

Sé que esto no va a sonar muy bien, pero no soy nada musical. No escucho música casi nunca y no estoy nada puesta en la música actual.

Me gusta el cine, sí, y el teatro, mucho, pero no creo que ninguna de estas artes me haya influido en mi forma de escribir. Creo que debo mucho más a lo que he leído que a lo que he visto.

Lo que sí puedo decirte es que mis vivencias y raíces, los lugares donde he estado y la gente que conozco tienen mucho peso en mis novelas. Procuro incluir en mis ellas mis propias sensaciones. Me resulta muy difícil narrar sentimientos que yo no he sentido; por eso suelo escribir sobre lugares que conozco y en los que he vivido.

 

¿Si no pudieras dedicarte a escribir a qué te dedicarías?

Buf, a miles de cosas. Solo por citar algunas, a estudiar, a restaurar muebles, a la fotografía antigua, a leer, a quedar con amigos, a pasear… Tengo muchos intereses y muy variados, a veces pienso que demasiado.

 

¿Qué estás leyendo ahora?

Africanus, de Santiago Posteguillo.

 

¿Libro en papel o ebook?

Papel, en casa; ebook, por la calle. El ebook es comodísimo para llevarlo en el bolso y leer en el metro o en la sala de espera del médico, pero he descubierto, después de muchos años leyendo en digital, que me concentro más si el libro está en papel. Me meto mucho más en la historia y, como resultado, me gustan más las novelas. Vamos, que me pasa como con las películas: mucho mejor en el cine que en la tele.

 

Recomiéndanos un libro…

Mejor os recomiendo dos:

Juntos nada más de Anna Gavalda. Deliciosa y con final feliz.

Juntos nada más de Ana Gavalda

Cartas cruzadas de Darío Jaramillo Agudelo. Cruda y maravillosamente intensa.

 

¿Qué libro has releído más veces?

Probablemente Orgullo y prejuicio de Jane Austen, pero he releído muchos. En ocasiones he comenzado la novela de nuevo nada más terminarla si me ha gustado mucho. Relecturas variadas que recuerdo ahora: Yo Claudio de Robert Graves, Eva Luna de Isabel Allende, Cien años de soledad de Gabriel García Márquez, Juntos nada más de Anna Gavalda, Forastera de Diana Gabaldón, El nombre de la rosa de Umberto Eco, El maestro de esgrima de Pérez-Reverte, La plata de Britania de Lindsay Davies o La historia interminable de Michael Ende, por poner unos ejemplos.

 

¿Qué te hace abandonar una novela?

Que me aburra, que cuando la cierre un momento, no me apetezca ponerme con ella después y me dedique a hacer cualquier otra cosa.

Hace años las terminaba por cabezonería, pero ahora creo que hay muchísimas historias que merecen la pena, así que me olvido de ella y me pongo con otro libro.

 

¿Cuáles son tus autores favoritos?

No tengo un autor favorito. ¡Hay tantos y tan maravillosos!

En general cambio a temporadas. Hay veces que me da por una temática o si descubro autores nuevos y me gustan, leo varias cosas de él y luego encuentro a otro y me voy con él. Cualquiera de los que he citado antes me parecen de lo mejor, pero solo son una pequeñísima muestra de los que me gustan.

 

¿Qué autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritor?

La verdad no lo sé. ¿Qué ha quedado en mí de los libros que he leído? No tengo ni idea. Imagino que un poquito de muchos y poco de todos ellos.

Sé lo que no ha quedado de Eduardo Mendoza, de Tom Sharpe o de Tom Wolf. El humor no es lo mío, soy muy muy mala en esto y me dan mucha envidia los escritores que tienen esa agudeza mental de la que yo carezco.

 

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?

Como he comentado antes, me encanta el arte, el teatro, la fotografía antigua, los muebles antiguos, pero tampoco es que las practique mucho. De vez en cuando, voy a una exposición, al teatro o me paso por el rastro buscando fotos y personajes de otras épocas, pero nada más. El trabajo, la familia, la lectura y la escritura completan mi rutina diaria.

La mirada de la ausencia de Ana Iturgaiz

Hablemos ahora de tu novela, La mirada de la ausencia:

¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

Ya había escrito tres novelas históricas, ambientadas, una, en Navarra en el siglo XIV y, las otras dos, en Madrid y el valle de Mena en el siglo XVI; me apetecía cambiar de época. Yo soy de un pueblo de Bizkaia y decidí ambientarla en Bilbao. El siglo XIX fue muy convulso para la villa porque sufrió dos asedios durante las guerras carlistas. Además, a finales del siglo, la explotación de las minas de hierro y la aparición de la industria en los márgenes de la ría transformó por completo la economía, la sociedad y el paisaje de toda la zona. Pensé que era el momento ideal para situar una historia de crisis y de cambios.

 

¿Cómo te organizaste para escribirla?

Como hago siempre, primero me documento sobre la época y el lugar donde quiero situar mi historia, luego defino la trama completa y los pasos de los personajes y, después, comienzo a escribir desde la primera escena hasta la última, secuencialmente. De vez en cuando, cambio, quito o añado escenas y situaciones, pero, en general, la historia la tengo definida completa antes de empezar a escribirla.

 

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

No, no tiene ninguna historia real detrás.

Es completamente fruto de mi imaginación. En algunas de mis novelas anteriores sí que había algún personaje real con cierto peso en la trama, pero, en este caso, son reales solo los políticos y militares que aparecen en la novela, pero no lo son las situaciones que les atribuyo.

 

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de La mirada de la ausencia?

Las escenas de las batallas de Somorrostro. Me costó hacerme a la idea de dónde, cómo y por dónde se luchaba y, por supuesto, lo que puede sentir un hombre cuando se enfrenta a una tragedia de ese calibre.

 

¿Te llevó mucho tiempo escribirla?

Un año más o menos, pero es lo que tardo normalmente con todas mis historias.

 

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector debería elegirla?

¡Qué difícil! ¿Por que es maravillosa y la he escrito yo? Jajajaja.

Ahora en serio.

¿Qué van a encontrar en ella los lectores? Aventuras, lucha interna, personajes atractivos, amor.

Me gusta una de las frases de la publicidad de la editorial, creo que define muy bien la novela: “Un perfecto retrato de las aspiraciones y fracasos de los hombres y mujeres de finales del siglo XIX, un alegato pacifista en una época de cambios donde la fotografía se convierte en testigo del horror y la pasión.”

 

Y ahora hablemos del futuro:

 ¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

Pues sí, estoy terminando la primera escritura de una novela ambientada en Hispania en época romana. Todavía queda mucho antes de darla por finalizada (probablemente, varias revisiones, correcciones, mucho tachón en rojo y algunas escenas nuevas), pero ya veo el final del túnel. Es una historia de aventuras que espero se convierta en la primera de una serie que tengo en mente.

 

¿Cuáles son tus proyectos literarios para los próximos doce meses?

Terminar la novela de la que os he hablado y quiero, también, retomar una novela actual que tengo escrita hace ya un par de años. Por ahora la tengo guardada, pero me apetece mucho verla publicada. A ver si hay suerte y la historia puede ver la luz pronto.

 

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

Constancia, paciencia, trabajo, mucha lectura, escribir a diario y mucha suerte (aunque esto a veces no depende de uno).

 

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.

Muchísimas gracias por haberos interesado por mí y mis historias. Espero que os animéis a leer La mirada de la ausencia o cualquier otra de mis novelas, que las disfrutéis: os divirtáis, lloréis y riáis; que acompañéis a los personajes y que os olvidéis del mundo mientras tanto.

 

Muchas gracias, Ana, y mucha suerte con La mirada de la ausencia y el resto de tus proyectos presentes y futuros.

Muchísimas gracias a ti. He estado muy a gusto en esta tu casa. ¡Un beso!

 

Sorteo de La mirada de la ausencia

¿Te gustaría hacerte con un ejemplar de La mirada de la ausencia? Pues con este sorteo puedes conseguirlo:

Si quieres participar en el sorteo, sólo has de dejar un comentario en esta entrada y rellenar el cuestionario de Rafflecopter que encontrarás abajo.

Este sorteo estará activo desde hoy hasta el próximo 11 de noviembre de 2018 y el fallo del sorteo lo publicaré el 18 de noviembre como máximo.

¿Te animas a participar?

¡Suerte a todos!

a Rafflecopter giveaway

También te podría gustar...

7 Respuestas

  1. Carmen CG dice:

    Una maravillosa historia. Participo

  2. Rmaria Camacho dice:

    Que bonita historia, probamos suerte.

  3. Dumain dice:

    ¡Hola!
    Participo en el sorteo, a ver si hay suerte.
    Muchas gracias por organizarlo.
    Un saludo

  4. Miguel S. Martín dice:

    Gracias por acercarnos a los autores con estas entrevistas. Me gusta que la autora, aparte de haber hecho un curso de creación literaria, sea autodidacta, eso dice mucho de su iniciativa.
    Participo en el sorteo. Un saludo.

  5. Hola
    Conozco a la autora en persona, pero nunca la he leído. Me encanta todo lo que ha dicho y se ve que es una persona con fuerza
    Un abrazo y participo

  6. Álvaro Polo dice:

    No la conocía , pero es buen momento para conocer esta historia situada en una época sobre la que aún tengo muchas cosas por aprender. Participo

  7. Hola guapa! Pues una entrevista genial, y una novela con muy buena pinta, así que participo! Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: