El abismo de Carla Gracia
Novela contemporánea

Entrevista a Carla Gracia, autora de El abismo

Hoy entrevisto a Carla Gracia, quien ha publicado hace muy poquito su novela: El abismo.

Si quieres saber más sobre Carla Gracia y sobre su última novela: El abismo, te invito a que sigas leyendo esta entrevista, donde Carla nos cuenta más cosas sobre cómo es como escritora, pero también como lectora. Por supuesto, también nos habla sobre su novela:El abismo.

¿Quién es Carla Gracia?

Carla Gracia El abisme

Carla Gracia es una mezcla de lo que voy descubriendo que era, pero no sabía, y lo que voy adquiriendo, conquistando, de lo que puedo llegar a ser. No tengo una identidad única y me esfuerzo por mantener vivas todas mis identidades, en una balanza, en un equilibrio que no siempre es fácil.

 

¿Si no pudieras dedicarte a escribir a qué te dedicarías?

Me dedicaría a sobrevivir, como hacía cuando no sabía que podía dedicarme a escribir. Tal vez sería profesora o me dedicaría a la comunicación, pero en cualquier caso, sería infeliz.

 

¿Cómo te organizas para escribir tus novelas? ¿Eres una autora de brújula o de mapa?

Soy una mezcla, pero la experiencia me permite ser cada vez más brújula. Primero he necesitado entender las reglas básicas, los parámetros, saber cómo funcionan los mapas. Ahora, que he recorrido el terreno de la escritura varias veces y con formas distintas, me siento más libre para dejarme llevar.

 

¿Qué estás leyendo ahora?

Winter, de Christopher Nichols, una novela sobre los últimos años de Thomas Hardy, y Historia social de la ilustración de Thomas Munck. Estoy inmersa en mi próxima novela sobre dos escritores que vivieron entre finales de la ilustración y principios del romanticismo.

 

Recomiéndanos un libro…

Las cosas, de Georges Perec. Un libro fundamental en el momento actual de crisis social y económica en el que estamos.

 

¿Qué libro has releído más veces?

Incendios de Wajdi Mouwad.

 

¿Qué te hace abandonar una novela?

Cuando el autor no me trata con inteligencia, cuando lo explica todo y no m deja sentirlo, cuando pone por encima de la historia su estilo o la documentación. Hace tiempo me esforzaba en acabar lo libros, ahora ya no. No tengo tiempo que perder; quiero leer mucho libros.

 

¿Cuáles son tus autores favoritos?

Admiro a muchos autores y autoras. Los que me han influido más en lo últimos años de escritura han sido: Mercè Rodoreda, Eduard Márquez, Georges Perec, John Banville, Paul Auster, Wajdi Mouawad.

 

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?

Empecé a estudiar música a los 3 años. Tocaba el piano ya antes de aprender a escribir. Aun hoy, cuando me despisto y quiero saber dónde está la derecha y la izquierda (soy disléxica), no pienso con qué mano escribo, sino en mis manos sobre el piano. Supongo que en mí nació antes la música que la escritura. La música es también una composición de historias, más sutil, más primaria, universal. La música es mi otra gran afición.

 

Hablemos ahora de tu novela, El abismo:

El abismo de Carla Gracia

¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

Al principio vi una mujer con enaguas y vestida como del renacimiento italiano. me contó su historia. Lugo apareció un comerciante de esclavos de Alejandría que también tenía una historia que contar. A partir de aquí fui saltando entre historias en el tiempo hasta llegar a un hombre, en la actualidad, que tenía un manuscrito en las manos y que se sentía incómodo por ello. Empecé a tirar del hilo de esta historia y descubrí a Octavi Fontseca, el protagonista de El abismo.

 

¿Cómo te organizaste para escribirla?

El abismo es una novela intuitiva, de brújula. No tenía prisa para escribirla, de hecho me llegó en un momento de profunda decepción con el mundo editorial. Esto me permitió indagar en los orígenes de mi vida y también de los porqués de mi escritura. Durante años me sumergí en el sentido profundo de muchas cosas y al cabo de un tiempo, me di cuenta de que estaba escribiendo una novela contemporánea, que no encajaba con las partes históricas del inicio que me habían llevado a ella y que tenía aires de novela psicológica. En ese momento fue cuando la estructuré y acabé de coser las costuras.

 

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

Hay cosas que son muy próximas a mí. El plagio que le propone el editor se inspira en unos hechos que viví en persona. También la relación de Octavi con su pasado o con su madre forman, de algún modo, parte de mi vida.

 

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de El abismo?

Entenderla, unir las piezas y pulir el estilo. He dedicado mucho tiempo a crear un escritura fluida, que no se nota pero va calando. El lector entra en el mundo psicológico del personaje y siente la necesidad de entenderlo, de salvarle. Para lograrlo dediqué mucho tiempo a pensar en el narrador, en los enlaces, en la psicología de los personajes, en los detalles, en los diálogos.

 

¿Te llevó mucho tiempo escribirla?

5 años. En este período de tiempo me he mudado tres veces de casa, me he casado y he tenido un hijo. La verdad es que visto así, es mucho tiempo.

 

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿Por qué el lector debería elegirla?

El abismo nos sumerge en la vida de Octavi Fontseca el hijo de un portero de un edificio de la calle Muntaner, en la Eixample de Barcelona. Su madre le abandona cuando es pequeño y él crece con la rabia de sentirse inferior y despechado. Con esa rabia escribe un libo que, en el momento de la transición, es elevado por la crítica como una bandera del cambio social. El éxito le brinda la posibilidad de alejarse de la portería, se casa con la hija de una familia burguesa y tiene un hija. Con el tiempo, ha pedido la inspiración y su editor le propone publicar con su nombre un manuscrito escritor por otro, al mimo tiempo, se está divorciando y no se entiende con su hija. En este contexto, dos policías llaman a su puerta para informarle que han encontrado el cadáver de su madre muerta en una playa de la costa. Octavi se verá forzado a entender su vida y la de su madre para decidir quién quiere ser.

Es un libro que tiene muchas capas: entretenimiento, literatura, y crítica. Te atrapa desde el primer momento, disfrutar con la prosa, y también es un crítica profunda a la sociedad que creamos entre todos con aquellas pequeñas decisiones, que parecen poco importantes, pero que se van sumando y que nos lanzan al abismo.

 

Y ahora hablemos del futuro:

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

Estoy haciendo un doctorado en escritura creativa por la Bath Spa University en Inglaterra que se basa en escribir una novela y el proceso creativo que la hace posible. Esta es la novela que estoy escribiendo, en inglés, y que ficcionaliza la relación entre Goethe y Schiller, dos autores alemanes a caballo entre el s.XVIII y S.XIX.

 

¿Cuáles son tus proyectos literarios para los próximos doce meses?

Junto a El abismo, acabo de publicar un álbum ilustrado con la ilustradora Mercè Galí (Contem la revolta) sobre la Revuelta de las Quintas en el barrio de Gracia de Barcelona. También he escrito un cortometraje que se presentará a principios de año y que cuenta con los actores Clara Segura y Albert Salazar. Para el mes de Junio debo tener un buen manuscrito de mi novela en inglés. Y hay algún otro proyecto en medio del que aun no puedo hablar. ¡Será un año entretenido!

 

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

Que persistan. Qu persistan, escriban, corrijan y aprendan de los mejores. Como en cualquier oficio, la escritura requiere una técnica; la inspiración o la buena voluntad no lo es todo. Pero solo la técnica, tampoco. Un buen escritor es el que resiste el ego de creerse por encima de otros, es el que resiste el ego de creerse el pero de todos, es el que resiste la tentación de abandonar, es el que resiste y sigue escribiendo y aprendiendo con las palabras. Un escritor debe resistir. Y, por favor, ¡escribid cosas que valgan la pena! No para otros (eso ya llegará), para vosotros. No sabéis si os publicarán o, en caso de que os publiquen, si venderéis. Conclusión: disfrutad del camino.

 

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.

Leed. Para que no se pierda el espacio íntimo entre el yo y un libro. Para que sigamos teniendo cosas sobre las que hablar en profundidad, para que sigamos entendiéndonos los unos a los otros. Leed.

 

Muchas gracias, Carla, y mucha suerte con El abismo y el resto de tus proyectos presentes y futuros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: