Entrevista a Carla Montero, autora de El jardín de las mujeres Verelli

Esta semana entrevisto a Carla Montero, quien acaba de publicar El jardín de las mujeres Verelli.

Carla Montero es una autora que sigo desde hace tiempo (ya la entrevisté cuando publicó La tabla esmeralda), por lo que me hace especial ilusión volver a tenerla en mi blog.

 

¿Quién es Carla Montero?

Carla Montero, El jardín de las mujeres Verelli

Una persona corriente. Como muchas otras mujeres, tengo una familia que ocupa la mayor parte de mi tiempo, y, en mis ratos libres, me dedico a escribir porque soy inquieta, curiosa y me gusta contar historias.

 

¿Si no pudieras dedicarte a escribir a qué te dedicarías?

Como he dicho antes, soy una persona bastante inquieta así que picaría de todo un poco: la decoración, la cocina, la historia, el arte…

 

¿Cómo te organizas para escribir tus novelas? ¿Eres una autora de brújula o de mapa?

Un poco de ambas. Parto de un mapa para acotar el camino a seguir. Para mí es importante saber de dónde salgo y hacia dónde me dirijo. Pero durante el trayecto uso mucho la brújula. Una novela es algo vivo y a mí me gusta dejarla respirar, que me sorprenda, que se me rebele.

Eso sí, escribir es un oficio que requiere muchos mimbres. Lo que llega al lector es el resultado de mucho trabajo previo y oculto: esquemas de la trama, perfiles de los personajes, calendarios, anotaciones, croquis… ¡Yo a veces hago hasta dibujos!

 

¿Qué estás leyendo ahora?

Las uvas de la ira, de John Steinbeck

 

Recomiéndanos un libro…

¿Uno sólo? ¡Imposible!

Ya de un simple pensamiento se me ocurren varios de entre los últimos que he leído:

El dia que Shelma soñó con un okapi. Marianna Leky. Tierno y raro a partes iguales.

La guerra no tiene rostro de mujer. Svetlana Alexiévich. Duro pero imprescindible.

El museo de los espejos. Luis Montero. Sí, es mi hermano pero el libro es estupendo, si no, no lo diría. Un thriller con trasfondo histórico y artístico. Y podría seguir…

 

¿Qué libro has releído más veces?

No soy de releer. Hay demasidos libros que no he leído como para repetir los que ya lo he hecho por mucho que me hayan gustado. Eso de no tener tiempo de leer todo lo que me gustaría me genera un poco de ansiedad, la verdad.

 

¿Qué te hace abandonar una novela?

Que la historia no me enganche, que no sea capaz de conectar con ella. Creo que en realidad es más un problema mío, de mi estado de ánimo, del momento o de que he escogido algo que no era para mí, que de la novela en sí.

 

¿Cuáles son tus autores favoritos?

Pues me pasa como con los libros: ¡un montón! Y muy diferentes.

Me gustan las autoras de la novela clásica inglesa: Jane Austen, las Bronte, Daphne du Maurier, Agatha Christie (aunque no sé si se la puede considerar clásica o más bien moderna). También he leído mucho a Rosamunde Pilcher. Oscar Wilde me parece un genio, me encantaría escribir como él.

Entre los americanos, me gusta Scott Fitzgerald, Hemingway (bueno, con este tengo una cierta relación de amor odio según la novela).

Entre los nacionales, soy fiel a Julia Navarro y Matilde Asensi. Ah, y Ken Follet, me entretienen mucho sus novelas.

Y sé que me dejo varios en el tintero.

 

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?

El yoga, llevo quince años practicándolo y es mi terapia física y mental.

La cocina, sobre todo soy cocinera de diario y de mercado. Aunque he impartido algún taller sobre cocina del Renacimiento (aúnandolo así con otra de mis pasiones: la historia). Y, con ayuda de mis hijas, preparamos unas bonitas mesas de dulces para las celebraciones familiares.

 

Hablemos ahora de tu novela, El jardín de las mujeres Verelli:

El jardín de las mujeres Verelli de Carla Montero

¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

Me la dio mi agente. De hecho, por entonces, yo había empezado a trabajar en otra historia, estaba en la fase previa de investigación. Pero cuando me habló de esta idea no pude resistirme a escribirla.

 

¿Cómo te organizaste para escribirla?

No hice nada muy diferente a cómo he hecho en mis anteriores novelas. Algo de investigación del contexto, los primeros esquemas y a ello, a las teclas.

 

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

La chispa, esa que mi agente captó, está en la historia de una tienda de ultramarinos de Barcelona, La Italiana. Su fundador fue un emigrante genovés que a principios del siglos XX, de camino a Argentina, perdió el barco en la escala que éste hacía en Barcelona y entonces decidió quedarse en la ciudad y poner en marcha allí un negocio de importación de productos italianos que llega hasta nuestros días y sigue en manos de la misma familia. En esta tienda se elaboraron las primeras pastas frescas en España y aún hoy se conservan las trefiladoras originales.

Enseguida me enamoró la idea de la pérdida que da lugar a la oportunidad; es algo que está presente a lo largo de toda la novela.

Por lo demás, la historia de El jardín de la mujeres Verelli sigue su propio camino.

 

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de El jardín de las mujeres Verelli?

Lo cierto es que no ha sido una novela complicada, ha fluido con sencillez, con naturalidad y por eso me siento orgullosa de ella, porque es como la vida misma, tan sencilla y tan complicada a la vez. A la hora de escribirla sólo he tenido que reflejar lo que veo a mi alredor, hablar de la familia, de la amistad, del hogar, del amor… Son cuestiones comunes a todos.

 

¿Te llevó mucho tiempo escribirla?

Un poco menos de un año. No mucho teniendo en cuenta que yo no tengo una rutina ni una disciplina de trabajo, voy sacando huecos de donde puedo.

 

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿Por qué el lector debería elegirla?

Como decía antes, es una historia sencilla con la que cualquier lector puede sentirse identificado en algún momento. Además es optimista, una especie de canto a la vida y a los placeres más corrientes, a reencontrarse con lo que realmente nos hace felices fuera de los artificios y las superficialidades que parece que nos impone la vida moderna. Quien la ha leído dice que le deja una curiosa sensación de bienestar, de buen humor. Y eso, en los tiempos que corren, me parece bastante excepcional.

 

Y ahora hablemos del futuro:

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

Sí, ya tengo una idea en mente. Pero es demasiado pronto, ahora es momento de concentrarme en la promoción de esta novela y, de cara al año que viene, volver a la tarea de escribir.

 

¿Cuáles son tus proyectos literarios para los próximos doce meses?

Como decía, terminar la promoción de El jardín de las mujeres Verelli y empezar con otra nueva historia, sin pausa pero sin prisa.

 

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

Cuando se trata de publicar una novela por primera vez, hay dos claves que cualquier persona puede manejar: la autocrítica y la perseverancia. El problema es que también hay una tercera que no está en manos de nadie: la suerte. Aunque según algunos la suerte hay que trabajársela…

Sea como sea, yo siempre digo: escribe, escribe y escribe. Después, insiste, llama a todas las puertas, usa todos los recursos disponibles, hoy en día la autopublicación ofrece una buena puerta de entrada al mundo editorial. Y si puedes conseguir un agente, mejor.

 

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.

A los lectores siempre tengo que agradecerles que están ahí, que me siguen desde hace años, que me dan un montón de alegrías y sentido a mi trabajo.

Estoy feliz de poder ofrecerles una nueva historia que creo que no les va a defraudar. Una novela de placeres sencillos: la gastronomía, la vida pausada del campo, el refugio de la familia y los amigos, las lecciones del pasado… Una historia para sentirse bien, para pasar un buen rato, perfecta para estas tardes lluviosas de otoño que nos esperan. Aunque también funciona frente a la chimenea en invierno o en una tumbona en verano. En cualquier caso, me encantará reencontrarme con ellos de nuevo a través de las paginas de mi libro.

 

Muchas gracias, Carla, y mucha suerte con El jardín de las mujeres Verelli y el resto de tus proyectos presentes y futuros.

Muchas gracias a ti, Inma. Siempre es un placer que me entrevistes.

Sorteo de El jardín de las mujeres Verelli de Carla Montero

El jardín de las mujeres Verelli de Carla Montero

¿Quieres conseguir un ejemplar de El jardín de las mujeres Verelli de Carla Montero?

¡Participa en este sorteo!

¿Qué has de hacer para participar en el sorteo?

  • Dejar un comentario en esta entrada:
  • Suscribirte a mi lista de correo: aquí puedes suscribirte.
  • Rellenar este formulario:

a Rafflecopter giveaway

Este sorteo estará activo desde hoy mismo hasta el próximo 8 de diciembre de 2019.

El ganador del sorteo deberá escribirme lo antes posible un correo con sus datos postales y un teléfono de contacto a: lectoradetot@gmail.com

¡Mucha suerte a todos los participantes!

 

También te podría gustar...

10 Respuestas

  1. Álvaro Polo dice:

    Pues No he leído todo de esta autora, pero lo que he leído he de confesar que me ha gustado mucho, y me apetece leer esta novela. Participo en el concurso, gracias.

  2. Laky dice:

    Participo, muchas gracias

  3. Miguel S. Martín dice:

    Me encantaron las anteriores novelas de la autora, así que sin duda leeré esta última. Participo en el sorteo. Saludos.

  4. Participo en el sorteo. Gracias. Besos

  5. Maribel Vanedis dice:

    Pues confieso que no conocía a la autora hasta hoy y ninguno de sus trabajos, con lo que me ha gustado saber cosas de ella. Gracias por la entrevista y por la sorpresa final, el sorteo, al que me apunto.
    Besos!

  6. Participo en el sorteo. Besitos

  7. Por supuesto que participo. Carla es una autora que me encanta, y tu entrevista ha sido genial! Un besote!

  8. Ana María García Rodríguez dice:

    Me apunto

  9. marisa ruiz dice:

    Participo. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: