Entrevista a Laila R. Monge, autora de Un velo de libertad

¡Hola!

Hoy quiero compartir contigo la entrevista que he hecho hace muy poquito a Laila R. Monge, que ha publicado su primera novela: Un velo de libertad. De esta novela, te hablé esta semana, aquí te dejo el enlace para que puedas saber qué me ha parecido.

Ahora te dejo con la entrevista:

Laila R. Monge

¿Quién es Laila R. Monge?

Laila R. Monge es una persona ambiciosa a la que le gusta perseguir sus sueños.

Laila es el complemento de Raquel, una mujer que se interesó por el islam en plena adolescencia y que no ha tenido una vida fácil.

Es escritora de novela realista y plasma en sus historias las experiencias que ha vivido a su alrededor. Además, es madre a tiempo completo de tres niños pequeños y se formó como Educadora Infantil.

 

¿Si no pudieras dedicarte a escribir a qué te dedicarías?

A los niños, sin duda. No solo a la maternidad, que me encanta y que es mi mayor ocupación porque me apetece hacerlo; sino también a la Educación Infantil, la atención a menores, la animación, etc.

 

¿Qué estás leyendo ahora?

A Mar Montilla, todos sus libros. Pero, en concreto, hoy leo Pasión en Marrakech.

Recomiéndanos un libro…

Cometas en el cielo, de Khaled Hosseini.

¿Qué libro has releído más veces?

No hay solo uno, pero supongo que los que marcaron mi adolescencia: Un burka por amor, de Reyes Monforte, los libros de Khaled Hosseini, y los de Randa Abdel-Fattah.

 

¿Qué te hace abandonar una novela?

Si abandono un libro es porque no me ha enganchado lo suficiente. Antes hacía el esfuerzo de continuar buscando algo interesante, pero mi tiempo es muy limitado y hay demasiadas buenas lecturas que lo merecen más.

Me aburren las descripciones sobrecargadas y ver que la historia no avanza.

También he comprobado que no puedo con las historias con demasiada ficción, si no empatizo con el personaje, abandono.

 

¿Cuáles son tus autores favoritos?

Khaled Hosseini es el número uno. Pero también me gustan Rosa Montero, Mayte Esteban, Fátima Mernissi…

 

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?

Me encanta conocer culturas y viajar, pero es algo que no puedo hacer tanto como quisiera.

Mi otra pasión es la cocina, a la que dedico unas cuantas horas a la semana. Nada mejor que la comida casera, recién hecha y a tu propio gusto. Lo mismo te cocino unas lentejas, que preparo donuts para la merienda, una empanada, o platos típicos marroquíes como el cuscús o los deliciosos baghrir acompañados de té con hierbabuena.

En mi blog quise relacionar la literatura con la cocina, regalando un ebook a los suscriptores. ¿Comería Emilia Pardo Bazán empanada gallega mientras escribió Los pazos de Ulloa? Nunca lo sabremos, pero podemos hablar de esta novela y preparar la receta.

Un velo de libertad

Hablemos ahora de tu novela, Un velo de libertad:

¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

La idea de escribir Un velo de libertad surge después de varios años contando mi experiencia en un blog. Por eso, si miramos más al fondo, el blog nace de los prejuicios de la gente, que suelen pensar que soy árabe y siempre me hacen las mismas preguntas.

 

¿Cómo te organizaste para escribirla?

Anoté unas cuántas ideas en una libreta y me lancé a escribir.

Según avanzaba, iba recordando otros momentos que tenían importancia y me tocó modificar muchas veces o añadir párrafos a capítulos que daba por terminados.

 

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

La historia que cuento en Un velo de libertad es mi propia experiencia. Supongo que en la vida real fue todo más complejo, pues hay detalles que no eran relevantes y no los he contado, pero sucedieron.

Lo que está claro es que, todo lo que cuento en mi novela, es real, no hay ficción.

Un velo de libertad

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de Un velo de libertad?

Lo peor ha sido plasmar tantos detalles después de años. Había cosas que no recordaba si sucedieron exactamente en 2002 ó 2003 y tuve que hacer mucha memoria para poder contar la historia con el mismo orden.

Tampoco es fácil que el lector sienta ciertas cosas que yo doy por hechas porque las viví, pero que cualquier persona no tiene por qué entender. Hablar de mi propia vida y hacer que el lector entienda esas sensaciones es algo que he conseguido con la ayuda de quienes leyeron la novela antes de publicarla.

 

¿Te llevó mucho tiempo escribirla?

No sabría decir cuánto tiempo con exactitud. El primer borrador lo terminé en un mes o dos, como mucho. Pero luego tuve que reescribirla por completo, y más tarde hacer varias revisiones y correcciones para que quedase perfecto. En total, el proceso ha durado algo más de un año.

 

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿Por qué el lector debería elegirla?

Lo que hace especial a mi novela es que no hay ficción. He modificado los nombres por respeto a mi entorno, pero toda la historia es real.

Deberían leerla para descubrir que la libertad se puede entender de muchas formas, y que no todas las que nos interesamos por el islam lo hacemos por amor.

 

Y ahora hablemos del futuro:

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

Tengo mil frentes abiertos, ya te decía que soy una persona ambiciosa. Ahora mismo estoy escribiendo el borrador de la que será mi tercera novela, y haciendo revisiones de la segunda.

¿Algo sobre mis proyectos? Que siempre están inspirados en mí o en situaciones que he vivido muy de cerca. Puede que cambie a la protagonista, pero en el fondo tendrá una mentalidad similar a la mía: curiosa, con ganas de conocer, y luchadora.

 

¿Cuáles son tus proyectos literarios para los próximos doce meses?

En 2019 me gustaría publicar estas dos novelas en las que estoy trabajando ahora.

 

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

Que persigan su sueño y no dejen de intentarlo. Nunca es buen momento, así que, cuanto antes lo intenten, antes lo conseguirán.

Para mí no era buen momento antes, que tenía que estudiar y trabajar, por eso lo fui dejando. Pero tampoco es buen momento ahora con tres hijos. Aún así, he podido escribir sosteniendo a mi bebé en brazos, o cuando todos mis niños dormían a pesar del cansancio. Poder es querer.

 

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.

Agradezco a mis lectores sus palabras y las opiniones que me dejan. Para alguien que está comenzando es fundamental recibir opiniones, y más aún si son positivas. Además, cuando la historia que se cuenta es tan real y dura como la mía, el valor de esas palabras de ánimo se multiplica.

 

Muchas gracias, Laila, y mucha suerte con Un velo de libertad y el resto de tus proyectos presentes y futuros.

Aprovecho para añadir a esta entrevista que hoy mismo Laila R. Monge junto a otras tres escritoras (entre las que me encuentro) publica Vamos a contar mentiras, un libro de relatos que giran entorno a la mentira.

Aquí podéis encontrarla:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: