El guardián de la marea
Más allá de la novela contemporánea

Entrevista a Mayte Uceda, autora de El guardián de la marea

Hoy entrevisto a Mayte Uceda, quien ha publicado hace muy poquito El guardián de la marea, una novela histórica que está causando furor entre los lectores. ¿Tú ya la has leído?

Si quieres saber más sobre Mayte Uceda y sobre su nueva novela: El guardián de la marea, te invito a que no te pierdas esta entrevista:

¿Podrías contarnos quién es Mayte Uceda?

Soy una mujer con muchas inquietudes, a la que le gusta más observar que ser observada. De pequeña era la típica niña que siempre estaba cantando y que trepaba a los árboles. Estudié Informática de Gestión y, años más tarde, Educación Social, pero mi pasión siempre ha sido la música. Incluso llegué a formar parte de un grupo musical. Soy muy familiar y hogareña. Las cosas pequeñas son las que me hacen más feliz. Por ejemplo, un día de invierno viendo una película en familia y comiendo alguna chuchería.

¿Qué te llevó a dedicarte a la escritura?

Nunca había pensado en escribir, pero siempre he sido muy soñadora. Un día, allá por 2009, mientras contemplaba una torre de estilo neogótico que tengo cerca de mi casa, se me ocurrió una idea y tomé unas notas. Después fui desarrollándola poco a poco, como si estuviera escribiendo un diario. Llegué hasta el final. Fue algo que me sorprendió a mí misma.

Si tuvieras que contar en una sola frase de qué trata El guardián de la marea ¿qué dirías?

Diría que es una historia de amor, de mar y de guerra.

¿De dónde nació la idea que te llevó a escribir El guardián de la marea?

La idea surgió a raíz de conocer el naufragio del transatlántico español Valbanera en 2016. Me impresionó tanto su historia que decidí escribir una novela en la que los personajes protagonistas viajarían en él. La pregunta siguiente fue: ¿cómo voy a hacerlo? Contacté entonces con la persona que más sabía de este naufragio: Fernando García Echegoyen, que ha dedicado treinta años de su vida a estudiar el siniestro. Gracias a su colaboración, El guardián de la marea es hoy lo que es.

En relación con la parte más técnica de la escritura de esta novela, ¿cómo organizaste para escribir El guardián de la marea? ¿Te dejaste llevar por la improvisación o estructuraste previamente toda la historia?

Tenía claro el planteamiento, el nudo y el desenlace, el resto fue un completo caos de improvisación, de quitar y poner personajes, de recortar historia, que era mucho más extensa que el formato final, y de rectificar partes del argumento que no acababan de convencerme. Ha sido como ir buscando las piezas de un puzle. Algunas encajaban, pero quedaban apretadas, otras no llegaban a llenar los huecos. Dar con las piezas perfectas ha sido complicado.

¿Tienes alguna manía como escritora? ¿Podrías contárnosla?

No tengo manías especiales, pero no puedo concentrarme si tengo frío. Durante el invierno, incluso con buena temperatura en el despacho, tengo que usar mitones en las manos para que no se me enfríen. Los tengo de todos los colores y me los hago yo misma. Tengo tantos que siempre acabo regalándolos a las amigas. También suele acompañarme una taza de té o cualquier otra infusión, aunque reconozco que muchas veces me olvido de tomarlas.

Hablemos ahora sobre tu faceta como lectora. Si tuvieras que recomendarnos una novela, ¿cuál sería y por qué?

El año pasado descubrí a Luis Sepulveda, un escritor que vivía en Asturias, como yo. Fue uno de los primeros en enfermar de Covid en mi comunidad y, lamentablemente, falleció. Decidí leer Un viejo que leía novelas de amor  como una forma de rendirle homenaje, y me gustó tanto que lamenté profundamente no haberlo hecho antes. Todavía lamento no haberle podido decir cuánto me gustó su libro.

¿Qué autor/a es tu preferid@? ¿Podrías contarnos qué es lo que le hace ser su preferido?

No soy lectora de autor, no tengo un solo autor preferido sino muchos, pero ahora mismo me viene a la cabeza J.R.R Tolkien. Me fascina el mundo que creó y cuando estoy bloqueada me gusta perderme en él, en sus cuentos, sus baladas y su mitología. Es como un refugio al que siempre me gusta volver. Hay mucha lírica en su obra.

¿Qué libro estás leyendo ahora mismo?

Estoy leyendo La última paloma, de Men Marías, un thriller cuya sinopsis me atrajo mucho, algo raro en mí porque no soy lectora habitual de novela negra o criminal. Acabo de empezarlo, pero creo que va a gustarme, sobre todo porque indaga en sucesos bastante desconocidos, y eso le da el punto de originalidad que aprecio tanto en las novelas.

¿Podrías recomendarnos un libro para escritores?

Puedo recomendaros a un autor que a mí, como escritora, me inspira y me hace crecer. Se trata de Ian McEwan, especialmente su obra Expiación. La forma de ejecutar el argumento, de perfilar a los personajes y de tocar el alma del lector, me parece sublime.

Cuéntanos, ¿estás trabajando en algún nuevo proyecto literario? ¿Puedes explicarnos algo sobre él?

Estoy trabajando en algo nuevo que sigue la línea de El guardián de la marea, una nueva historia que me devuelve la fe en la creatividad. Cuando terminé El guardián de la marea me sentí vacía y dudando si algún día tendría otra historia entre manos tan potente. Bien, pues ha pasado. Y estoy muy ilusionada.

Muchas gracias, Mayte, por esta entrevista. Te deseo mucho éxito con El guardián de la marea y el resto de tus proyectos.

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: