Miguel Ángel Martín autor de Deriva continental
Novela contemporánea

Entrevista a Miguel Ángel Martín, autor de Deriva Continental, ganadora del último Premio de Novela Círculo de lectores

Hoy entrevisto a Miguel Ángel Martín, el flamante ganador  del último Premio de Novela Círculo de lectores con su novela: Deriva continental.

Miguel Ángel Martín y yo fuimos compañeros en la Escuela de Escritura del Ateneu Barcelonès y me hace especial ilusión tenerle hoy como invitado en el blog.

Si quieres saber más sobre Miguel Ángel Martín y sobre su maravillosa novela: Deriva Continental, no te pierdas esta entrevista.

Miguel Ángel Martín autor de Deriva continental

¿Quién es Miguel Ángel Martín?

Una persona feliz de haber encontrado su pasión después de una larga carrera profesional en el ámbito de los recursos humanos del sector financiero internacional.

 

¿Si no pudieras dedicarte a escribir a qué te dedicarías?

 

Opto por la respuesta inversa: si hubiera podido dedicarme a escribir, no me habría dedicado a otra cosa.

 

¿Cómo te organizas para escribir tus novelas? ¿Eres un autor de brújula o de mapa?

 

Sigo las reglas. Primero la idea en un párrafo, luego la sinopsis en una página, luego en dos o tres y por fin la escaleta. Pero simultáneamente voy escribiendo fragmentos para probar el tipo de narrador, la voz de los personajes, el tiempo verbal…

 

¿Qué estás leyendo ahora?

 

Acabo de terminar una segunda lectura de Amor en tiempos de cólera, y tengo en mis manos Tiempos Recios, lo último de Vargas Llosa. Y a ratos estoy con Frontera, impresionantes novela reportaje de Kapka Kassabova sobre el territorio donde se encuentran Bulgaria, Turquía y Grecia. ¡Qué poco sabemos de esos lugares!

 

Recomiéndanos un libro…

 

El hombre que amaba a los perros, de Leonardo Padura

 

¿Qué libro has releído más veces?

 

Siempre vuelvo a los mismos y suelen ser ensayos. Aquí van algunos: Magallanes, de Stephan Zweig;  Por qué no soy cristiano, de Bertrand Russell y Mater dolorosa, imprescindible ensayo de José Alvarez Juncos sobre los nacionalismos.

 

¿Qué te hace abandonar una novela?

 

Que no sea creíble. ¡Vaya! a la cuarta casualidad (sobre todo de encuentros) lo dejo.

 

 

¿Cuáles son tus autores favoritos?

Un montón, difícil decidir. Venga, me atrevo: Philip Roth, Vargas Llosa,  Javier Marías, Don Delillo, Muñoz Molina, Ian McEwan, Almudena Grandes, Joseph Roth (el de la marcha Radetzky) …

 

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?

 

El cine es mi otra pasión. Quizás por eso dicen que mi forma de escribir es muy cinematográfica.

 

Hablemos ahora de tu novela, Deriva continental, ganadora del último Premio de Novela Círculo de lectores.:

Miguel Ángel Martín autor de Deriva continental

¿De dónde surgió la idea de escribirla?

 

Me impresionan y admiro a las personas que tienen que labrarse un futuro superando las circunstancias que les impone la vida. A lo largo de la historia la humanidad se ha visto forzada a moverse contra su voluntad. Cada desplazado, sea emigrante, exiliado o refugiado constituye una historia. Mi novela se localiza entre 1927 y 1956, quizás el periodo donde más personas se han visto obligadas a desplazarse. Pero por desgracia, es un tema trágicamente actual. Casi me parece una frivolidad hablar de esto en términos históricos cuando cada día vemos en las noticias verdaderas tragedias personales historias reales de derivas dramáticas.

 

 

¿Cómo te organizaste para escribirla?

 

Lo dicho, siguiendo las normas. La escaleta me costó siete meses; salieron 123 escenas que se convirtieron en más de cuatrocientas páginas.

 

 

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

 

Muy vagamente: un día conocí a una australiana con apellido ruso. Me contó que su padre fue un soldado soviético que cayó prisionero de los japoneses y que al acabar la guerra evitó volver a la Unión Soviética y acabó en Australia. Ese es Serguei, mi personaje masculino. El personaje femenino, Maria, es de l’Escala, el pueblo que descubrí en mi adolescencia y se quedó en mi imaginario. La deriva de María la lleva a Barcelona, al Madrid en la guerra civil, al Londres de la guerra mundial y al final a Sidney donde ella y Serguei empiezan una nueva vida.

 

 

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de Deriva continental?

 

Transcurre en sitios donde nunca he estado, Moscú, Sidney, Japón… y eso me ha exigido mucha documentación. Pero eso me encanta. Mi pareja dice que escribo para documentarme.

 

 

¿Te llevó mucho tiempo escribirla?

 

Casi cuatro años

 

 

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿Por qué el lector debería elegirla?

 

Es una historia de amor, sueños y derrotas, enmarcada en un marco histórico apasionante: María es una catalana que ha luchado por el sueño del comunismo; Serguéi, una persona que lo ha sufrido en la Unión Soviética. Ambos se encuentran llegando a Sidney y allí comienzan a construir una nueva vida, pero su deriva personal continuara.

 

Y ahora hablemos del futuro:

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

Tengo varios, quizás demasiados. Acabo de terminar Amores de Filmoteca, un libro de nueve pequeñas historias alrededor de filmotecas en España, en el que desarrollo un registro muy diferente al de Deriva continental. Con mis compañeros del grupo Bojador estoy a punto de publicar otro libro de relatos, esta vez sobre pecados capitales. Y estoy embarcado en otra novela que estará ambientada en los primeros meses de la guerra civil y que planteara tres miradas muy diferentes; un joven camionero madrileño que se une a la defensa de la república; una perra perdida que emprende un largo camino de vuelta a su hogar y un marroquí del ejército de África que está convencido de que su lucha es una cruzada contra los sin Dios.

 

¿Cuáles son tus proyectos literarios para los próximos doce meses?

Como sabes Círculo de Lectores, organizador del premio de novela que gané, cerró su actividad comercial en noviembre, una vez recupere los derechos de autor, podré publicarla en otra Editorial. Por ahora, agotada en Círculo, solo puede adquirirse en formato electrónico en Casa del Libro, Amazon y otras plataformas digitales.

 

 

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

Paciencia y confianza. Lo de los concursos funciona.

 

 

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.

 

Que sigan leyendo mucho. La lectura es la gasolina de la escritura. Y que se formen como escritores, en escuelas, en talleres, en grupos de escritura…En el primer curso de narrativa que cursé en l’Escola d’Escriptura del Ateneu Barcelonès, aprendí no a escribir, sino a leer. Fue el mejor de los descubrimientos.

 

Muchas gracias, Miguel Ángel, y mucha suerte con Deriva continental y el resto de tus proyectos presentes y futuros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: