Entrevista a Rubén Berrueco, autor de CUANDO LOS OJOS NO VEN

¡Hola! ¿Qué tal estás? Hoy comparto contigo la entrevista que hice a Ruben Berrueco, genial escritor y buen amigo. Hace poquito publicó su última novela: Cuando los ojos no ven, de ella y de su anterior novela: Entre turrones, y de un montón de cosas más hablamos en la entrevista que tienes aquí debajo.

 

Hola Rubén, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti. ¿Quién es Rubén Berrueco?

Ruben Berrueco

Pues soy un maño que, en 2004, decidió liarse la manta a la cabeza y se mudó a Barcelona para formarse como pediatra. La idea era quedarme cuatro años y volver a mi tierra, pero el tema se alargó un poco y terminé afincándome aquí. Estoy casado, no tengo hijos, duermo poco, no me gusta estar quieto y no callo. Me encanta leer, viajar cuanto más lejos mejor, las librerías y las bibliotecas. Cocino, pero lo justo para hacer cuatro platos apañados y un par de pasteles. También escribo, pero creo que hablaremos de eso durante la entrevista, así que no me adelanto.

 

¿Cuándo supiste que querías ser escritor?

Ser escritor era algo que me llamaba la atención desde bien pequeño.

Recuerdo comenzar una historia sobre una montaña misteriosa que crecía y unos niños que desvelaban el misterio. Muy al estilo de Los cinco de Enid Blyton. Debía de tener unos ocho o nueve años más o menos. Aquella historia quedó como una anécdota, pero esa inquietud persistió y, echando la vista atrás, recuerdo muchos otros relatos e historias que debieron de quedar ocultos en algún cajón de casa de mis padres.

 

¿Qué fue lo primero que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste?

La primera cosa seria que escribí (porque lo de antes no cuenta) fue de adolescente. Después de ver un reportaje sobre una tribu africana, escribí una historia sobre dos jóvenes de tribus rivales cuyo amor está a punto de desatar una guerra.

 

¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritor?

A esta pregunta acostumbro a responder con un rotundo no. Mi trabajo me apasiona, pero no quiero escribir sobre él. Tampoco me gusta leer historias de médicos u hospitales. Es cierto, no obstante, que hay un psiquiatra en mi última novela, pero eso se aleja bastante de mi realidad diaria.

 

¿Cómo te formaste como escritor?

Después de un par de novelas que escribí de un modo autodidacta, una compañera de trabajo (y buena amiga) me recomendó que me acercara al Aula de escritores de Barcelona. Estaba cerca de casa, conocería gente y, quien sabe, me podría venir bien. No se equivocaba. Si para ser médico necesité varios años de carrera, el MIR, la especialidad (y aún ahora sigo aprendiendo cada día), ¿cómo podía haber sido tan tonto como para pensar que no necesitaba hacer lo mismo para aprender a escribir una novela?

 

¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir?

Ninguna en especial. Gran parte de mi primera novela, por ejemplo, la escribí en el Euromed. El trabajo me separó de mi pareja un año pero tres horas de viaje dan para mucho. Suelo escribir en la mesa del salón o en el sofá, en el que tengo reservado el chaise longe, eso sí.

 

¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?

Mi momento es la noche, ese ratito después de cenar y antes de irme a la cama.

 

Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?

Soy un total y absoluto planificador. Creo un pequeño guion sobre el que voy desarrollando la trama principal y las secundarias. Después escribo ideas para diálogos y desarrollo cada idea hasta estar seguro de que todas las tramas tienen un final adecuado. Después, me pongo a escribir.

 

¿Eres un escritor de los que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?

Soy médico. Podría escribir a mano pero correría el riesgo de no entenderme pasados unos días. Por el momento, prefiero amortizar el curso de mecanografía que hice de pequeño (papá, gracias por obligarme).

 

¿Cómo es un día en la vida de un escritor como tú?

Madrugo mucho, me gusta llegar pronto a trabajar, sobre las siete y media. Un apunte: siempre voy leyendo en el bus, es uno de mis pequeños momentos del día. Mi jornada se prolonga hasta las cinco de la tarde, aunque no es extraño que me quede más tiempo. Según el día de la semana puede que me vaya al gimnasio a una clase de spinning (otro de mis maniobras de desconexión del trabajo), y lo que queda de tarde suelo estar en casa con asuntos del trabajo hasta la hora cena. Después, llega el momento de ponerme con el blog, las redes, o la novela, según me apetezca. Tampoco es raro que lea un rato antes de apagar la luz. Mejor no digo a que hora…

Ruben Berrueco

¿Eres aficionado a la lectura?¿Le dedicas muchas horas a lo largo del día?

Te he medio contestado a esto en la pregunta anterior, pero sí.

Me encanta leer.

Se lo copié a mis padres siendo bien pequeño. Diría que le dedico, en general, entre media y una hora al día.

 

¿Qué tipo de literatura te gusta leer?

Me encanta la literatura realista. Ignacio Martínez de Pisón, por ejemplo, es uno de mis autores favoritos. Espido Freire, Almudena Grandes…

 

¿Eres lector de libros de papel o también lees ebooks?

Yo me considero lector mixto. La comodidad del libro electrónico hizo que un día se me ocurriera leer una novela en el móvil y la idea me gustó. No obstante, también leo muchos libros en papel, depende un poco de la temporada.

 

¿Cuál es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?

Otra pregunta que ya te he contestado antes de tiempo, lo siento. Sin duda, la respuesta es Ignacio Martínez de Pisón. Mi novela favorita de él es “La buena reputación”. Gran parte de la historia transcurre en la Zaragoza de cuando yo era un crío, creo que eso tiene parte de culpa.

 

¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por qué le tienes especial cariño?

Lumbánico el planeta cúbico. Era un libro de la serie naranja de Barco de Vapor que leí tantas veces que la tapa acabó destrozada. Adoraba esa historia. Hace poco, por casualidad, encontré una página de Facebook de este libro y contacté con la escritora, Cristina Alemparte. ¡Imagina lo contento que me puse cuando no solo me contestó, sino que me envió un ejemplar dedicado de la edición mejorada! ¡Fantástico!

 

¿Qué estás leyendo ahora?

Ahora mismo me pillas leyendo a Ignacio Martínez de Pisón, que ha sacado nueva novela.

 

¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería?

Dependería un poco de quien me preguntara. Este último año he recomendado muchas veces Patria. Me la regalaron el año pasado y fue un grato descubrimiento.

 

¿Qué autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritor?

La lista es muy larga. No me atrevería a nombrar a ningún clásico, no he leído tantos como para asegurar que me han influenciado. Julia Navarro, sin embargo, me sirvió de inspiración para escribir Entre Turrones.

Entre turrones Ruben Berrueco

¿Hay algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna vivencia, tus raíces…?

Esto lo tengo claro. Me crie en un pequeño pueblo de la provincia de Aragón. Y sí, a mí de lo que me gusta hablar es de gente de pueblo. De cómo viven, de cómo ven la vida, de sus cotilleos… Podría decir, de hecho, que mis personajes siempre están cortados por ese mismo patrón.

 

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?

Me gusta mucho viajar. Y cuanto más lejos mejor. Conocer otros lugares, como vive la gente y como se desenvuelven es siempre una buena idea. Y también sirve para inspiración, pues mis historias no solo se limitan a los pueblos de España, todo lo contario. Viajar es lo único en lo que gastas dinero, pero te hace más rico.

 

¿Crees que Internet y las nuevas tecnologías ha cambiado al lector actual? ¿Por qué?

Desde luego. Antes tenías que contentarte con ver a algún autor en la televisión o en algún otro medio. Ahora, los lectores pueden comunicarse directamente con los escritores a través de mil plataformas diferentes. Quieren, necesitan, interactuar más. Hemos de ser conscientes de ello, y adaptarnos.

 

Sé que tienes un blog: www.rubenberrueco.com, ¿podrías contarnos qué podemos encontrar en él?

La sala de Espera es el blog que tengo desde diciembre de 2016.

En él, además de hablar de los libros que me gustan y dar alguna que otra recomendación, le ofrezco al lector una serie de “recetas literarias”. Entre otras, consejos para sacar tiempo y conseguir leer un poco cada día.

 

Y también un grupo de Facebook: La sala de espera, que es un Club de lectura, ¿podrías contarnos algo más sobre tu grupo?

El club fue una evolución natural del blog. Suelo decir que si lees diez minutos al día, habrás leído unas diez carillas. Si lees todos los días, eso sumarán unas trescientas páginas (el tamaño de una novela media). De todos modos, como la gente parece un poco escéptica, decidí ponerlo en práctica y abrí un grupo de Facebook que, en unos pocos meses, ha alcanzado más de 500 inscritos. Ahora solo me falta seguir convenciéndolos para leer, como mínimo, un libro al mes.

A partir del 1 de octubre, tú, Inma Bretones, pasarás a administrar el Club de lectura, porque por motivos estrictamente profesionales yo no puedo continuar haciéndome cargo. ¡Mil gracias por aceptar continuar con el club de La sala de espera!


Hablemos ahora sobre tu novela, Cuando los ojos no ven:

¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

Es una historia divertida. Estoy seguro de que te acordarás de Anne Germaine. Si no es así, te refresco la memoria: una médium charlatana que hablaba en inglés con los espíritus y cobraba un pastón por cada programa de televisión. A mí me hacía gracia escucharla y, con una amiga, un día se nos ocurrió pensar en lo injusto que sería que una farsante estuviera ganando semejante cantidad de dinero, mientras que seguro que una médium de verdad estaba ingresada en un psiquiátrico tachada de loca. Así, en un viaje en tren, nació Vivi.

cuando los ojos no ven de Ruben Berrueco

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de Cuando los ojos no ven?

Darle voz al personaje. Yo tenía claro lo que quería contar, pero se lo leí a los compañeros del Aula de escritores y, aunque les gustó, no terminaron de creerse al personaje. Estaba escrito en primera persona, pues es Vivi quien habla, pero no les acababa de convencer.

Lo curioso fue que alguien me recomendó que “me pusiera falda” para escribir, que me metiera en el personaje.

No lo hice, pero el ejercicio mental que tuve que hacer para conseguir meterme en la cabeza de mi protagonista fue bastante costoso.

 

¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías la novela?

La verdad es que sí. Quería que fuera Vicenta quien contara su propia historia, en primera persona. También quería que la relación con su médico fuera diferente a lo convencional. Pero es que ella no es nada convencional.

 

¿Cómo fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase de la novela?

En realidad, fue lo más fácil. En ese viaje en tren del que te hablaba, saqué el ordenador y escribí:

«Doctor Chema, eso de que me falta un tornillo lo vengo oyendo desde que era una cría, pero loca, le aseguro que no estoy.»

 

¿Te llevó mucho tiempo escribirla?

Escribí la historia en aproximadamente un año, pero quedó relegada a una carpeta del ordenador, pues apareció la idea de Entre Turrones y no pude evitar escribirla. Una vez publicada, decidí retomarla. Reescribirla y retocarla me llevó otro año entero.

 

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector debería elegirla?

Vivi es un personaje entrañable, inocente, humilde y algo simple pero, al mismo tiempo, algo diferente a muchos otros protagonistas.

Es una médium convencida de que han cometido una injusticia con ella y está empeñada en que su psiquiatra la crea.

El médico, por su parte, no se plantea por un solo momento que la mujer no padezca algún tipo de enfermedad psiquiátrica. Sin embargo, no puede evitar involucrarse más de lo que debería en la vida de esta enigmática mujer. Quien sabe, quizá termine cambiando de opinión.

 

Respecto a la promoción de tu novela ¿qué haces para que el lector la conozca?

Todo lo que puedo. Hablo de ella en mis redes sociales, en el blog, y hasta fui entrevistado por Silvia Tarragona en su programa radiofónico Amics i Coneguts el pasado 31 de marzo, ¡toda una experiencia!

 

Y ahora hablemos del futuro:

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

Por supuesto. Tengo dos ideas en marcha. Una es un recopilatorio de relatos de amor raro, diferente, extraño. Historias del día a día que me han ido contando y que llevo años recopilando para poder juntarlas un día.

El otro proyecto es retomar una novela, la primera que escribí. Si titula «A Dios Rogando» y es, por supuesto, una historia de mujeres de pueblo. Esta vez, la Virgen de una ermita será el punto de partida.

 

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

Que escriban, que se formen y que no decaigan. Cuando era un adolescente, leímos una novela en el instituto y recibimos la visita de la autora. Alguien le preguntó qué había que hacer para ser escritor. Ella dijo: «Tienes que hacer tres cosas: leer, leer y leer». Yo pensé que tenía el camino hecho, pero se le olvidó decirnos que hay que formarse y aprender a hacer las cosas bien. Eso no se aprende en un día, así que paciencia. Escribid todos los días, leed sobre técnica de escritura, aprended a leer sacándole punta a esas cosas que les funcionan a otros. Y, sobre todo, hacedlo con alegría.

 

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.

Te diré algo que explico siempre que tengo ocasión. Yo leo mucho porque se lo vi hacer a mis padres y hermanos. Un niño imita lo que ve. Os invito a que le hagáis ese mismo regalo a vuestros hijos, nietas, vecinos, pequeñas que conozcáis. Os recordarán por ello, os lo aseguro.

 

Muchas gracias, Ruben, y mucha suerte con Lo que los ojos no ven y tus otros proyectos presentes y futuros.

Sorteo de Entre turrones y de Cuando los ojos no ven:

Para acabar esta entrevista, gracias a la generosidad de Rubén Berrueco, os propongo el sorteo de sus dos novelas.

Entre turrones

Entre turrones Ruben Berrueco

Pablo recibe una llamada de teléfono que le sirve para escapar de Barcelona con la excusa de recoger una herencia que su abuelo Agustín le ha dejado en Jijona, el pueblo en el que el anciano había pasado gran parte de su vida.
 
Allí, entre las intrincadas calles que suben al castillo, las fábricas de turrón, las leyendas del pueblo y las fiestas de moros y cristianos, el joven descubre los secretos que escondía su abuelo, se enfrenta a los suyos propios y por fin llega a comprender el verdadero significado de algo que solía decirle su tía Pilar:
 
Al destino te lo terminas encontrando por los caminos que precisamente escoges para librarte de él.

 

Cuando los ojos no ven

Cuando los ojos no ven de Ruben Berrueco

Doctor Chema, eso de que me falta un tornillo lo vengo oyendo desde que era una cría, pero loca, le aseguro que no estoy…

Así comienza el relato de Vivi, mujer de mediana edad, dependienta del departamento de zapatería de El Corte Inglés, ingresada en un hospital psiquiátrico en contra de su voluntad.
Mientras la paciente desvela, poco a poco y desde el principio, una historia que incluye un exilio forzoso, un matrimonio fallido, un misterioso gato y unas amistades muy peculiares, su psiquiatra, José María Manzano, se enfrenta a una crisis personal y profesional que, involuntariamente, lo empuja a involucrarse en la vida de Vivi más allá de su obligación profesional, y a descubrir una parte de sí mismo que desconocía.

Si quieres participar en los sorteos, sólo has de dejar un comentario en esta entrada y rellenar los cuestionarios de Rafflecopter que encontrarás abajo para cada una de las novelas.

Este sorteo estará activo desde hoy hasta el próximo 21 de octubre de 2018 y el fallo del sorteo lo publicaré el 28 de octubre como máximo.

¿Te animas a participar?

¡Suerte a todos!

a Rafflecopter giveaway

a Rafflecopter giveaway

También te podría gustar...

7 Respuestas

  1. Dumain dice:

    ¡Hola!
    Muchas gracias por la entrevista y por organizar el sorteo.
    Participo, a ver si hay suerte.
    Un saludo

  2. Rosa Plana dice:

    ¡Hola! Interesante entrevista a un autor que no conocía. Le seguiré la pista, me parece un buen descubrimiento. Participo en el sorteo, ¡gracias!

  3. Rmaria Camacho dice:

    Estupenda entrevista.. muchas ganas de leer alguno de estos libros

  4. Carmen CG dice:

    Hola. Participo en los dos. Creo que me gustarán

  5. Isabel dice:

    Hola. Muchas gracias por los dos sorteos. Participo. Interesante entrevistas. Un autor nuevo para descubrir. Besos.

  6. Laila dice:

    Participo, por supuesto.
    Quiero Entre turrones en papel.

  7. Raquel González Gómez dice:

    Participo en ambos sorteos! Tienen muy buena pinta estos libros! Por cierto, te envío privado en facebook, a ver si le puedes echar un ojo. Un besote!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: