Uncategorized

Entrevista a Ana Ballabriga y David Zaplana autores de LA PARADOJA DEL BIBLIOTECARIO CIEGO (@DZaplana @BallabrigaAna)

¡Hola a todos!

Hoy quiero compartir con vosotros una entrevista que realicé hace poquito a Ana Ballabriga y a David Zaplana, autores de La paradoja del bibliotecario ciego, una estupenda novela negra, policíaca y negra de la que aquí abajo es dejo la sinopsis:

Confianza y engaño, fidelidad y traición, amor y abuso.

¿Qué hacer cuando tus peores miedos, tus más siniestras pesadillas, tus recuerdos más amargos se agazapan junto a ti, tras la puerta contigua, o duermen a tu lado, en tu misma cama?

Poco imaginaba Camilo, escritor de novela negra de gran éxito aunque de escasa altura literaria, que el hallazgo de una llave escondida dentro de una pistola que perteneció a su padre iba a desatar una serie de acontecimientos que revelarían secretos de sus seres más cercanos y de sí mismo. Poco a poco, los miembros de su familia se adentran en un laberinto infernal del que no saben escapar… acaso porque no existe salida.

En esta novela negra, coral y no exenta de crítica social, los personajes se ven envueltos en una espiral imparable de violencia en la que cada uno se muestra como víctima y verdugo, donde el claroscuro del alma humana aflora con todo su esplendor y muestra también su faceta más oscura.

Y ahora os dejo con su entrevista:

Hola, Ana y David, antes de comenzar con la entrevista, además de agradeceros vuestra amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablarais un poco sobre ti, por si alguien no te conoce aún.

¿Quiénes son Ana Ballabriga y David Zaplana?

Somos dos apasionados de la lectura, de la escritura y del cine, dos apasionados del arte de contar historias. Nos conocimos en Valencia a mediados de los noventa. Ana venía de un pueblo de los Monegros y yo (David), de uno del campo de Cartagena. Aunque fuimos a Valencia para estudiar carreras distintas coincidíamos en maratones de rol y noches de fiesta. Nuestro entusiasmo por el cine y la literatura hizo que la chispa no tardara en saltar y comenzamos a hacer nuestros primeros pinitos cinematográficos y a probar a escribir juntos.

 

¿Tiene vuestra vida profesional relación directa con vuestra faceta como escritores?

Yo soy ingeniero de telecomunicaciones y trabajo en el astillero de Cartagena en una empresa que se dedica a la fabricación de sónares y equipos de electrónica submarina.

Ana es psicóloga aunque no ejerce como tal. Dirige la empresa ADN Visual, que como su nombre indica se dedica a la producción audiovisual, desde publicidad y videos corporativos, hasta cortometrajes y programas de televisión.

 

¿Qué os llevo a escribir a cuatro manos?

Cuando nos conocimos en Valencia, yo tenía un proyecto de una novela en marcha. Empezamos a hablar sobre él y decidimos llevarlo a cabo juntos. La experiencia resultó bien, así que repetimos. Con el paso de los años hemos perfeccionado la técnica y creemos que el resultado conjunto es mucho más rico que el que pueda producir uno solo.

 

¿Cómo os organizáis para escribir una novela a cuatro manos?

En primer lugar hablamos mucho sobre el tema y los personajes. Una vez que tenemos claro sobre qué queremos escribir comenzamos a documentarnos: lecturas, búsquedas de información, entrevistas. Todo este proceso desemboca en una estructura de la novela por capítulos. En esta estructura ya está plasmada la historia completa, es como una especie de esqueleto. Llegados a este punto nos repartimos la escritura por tramas o personajes. Cada uno escribe su parte y después la integramos y la revisamos entre los dos. El proceso de revisión es el más arduo, pero también uno de los más importantes. Gracias a él unificamos estilos y conseguimos un texto pulido y trabajado.

 

Antes de iniciar una novela, ¿la planificáis mucho u os dejáis llevar por la inspiración?

La planificamos totalmente. Antes de comenzar a escribir ya tenemos la historia completa planificada y los personajes definidos.

 

Fuisteis los ganadores del Concurso Indie de Amazon en 2016 con la novela Ningún escocés verdadero, ¿cómo fue la experiencia? ¿Hicisteis alguna estrategia para posicionaros entre los finalistas?

La verdad es que tuvimos mucha suerte, porque justo antes del concurso nuestra novela Tras el sol de Cartagena se había convertido en un bestseller en Amazon y se encontraba en las primeras posiciones del ranking de ventas. Esto ayudó mucho a que Ningún escocés verdadero se vendiera y subiera rápidamente en popularidad.

Con respecto a las estrategias, creo que es muy importante relacionarte con otros escritores, con blogueros y conseguir que tu libro participe en clubs de lectura o lecturas conjuntas. Nosotros hemos utilizado también las promociones de libro gratuito que ofrece Amazon para conseguir seguidores y comentarios.

 

¿Cómo ha cambiado vuestra vida como escritores haber ganado el Concurso Indie de Amazon 2016?

Haber ganado el concurso ha conllevado dos grandes logros. El primero encontrar una buena agente que nos represente y nos oriente en este complejo mundo literario. El segundo, publicar con Amazon Publishing, una editorial joven, pero muy grande que puede llegar a millones de lectores.

Hablemos sobre vuestra última novela, La paradoja del bibliotecario ciego:

¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

En 2010 impartimos unos cursos de producción de cortometraje y fue allí donde conocimos a Nora. Nora era adolescente, catorce o quince años, y marroquí. Nora sabía que escribíamos y un día le dijo a Ana que le quería contar su historia, que quería que la diera a conocer. Nora vivía con sus padres y su tío y este último, sí, su propio tío, abusaba de ella. Nora estaba ya tan harta de la situación que había hablado con su madre y le había dicho que pensaba denunciarlo a la policía. Su madre, sin embargo, intentó disuadirla explicándole que si hacía eso sería la vergüenza y la ruina de la familia. Su padre se vería obligado a pagarle el abogado a su tío con un dinero que no tenían y a ella la tacharían de puta. La convenció de que lo mejor era no decir nada, de que ella lo solucionaría. Y la solución que le buscó fue devolverla a Marruecos condenada a casarse con un viejo al que ni siquiera conocía.

 

¿Cómo os organizasteis para escribirla?

Primero hicimos la estructura y después nos la repartimos para escribirla. En este caso, el reparto fue muy sencillo, pues es una novela coral, en la que hay varios personajes protagonistas.

 

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabáis explicando en tu novela?

Sí, la historia de Nora, una historia real, es la que dio origen a la novela y a ella se la hemos dedicado. La paradoja del bibliotecario ciego es una novela coral, con muchos personajes y muchas tramas. El personaje de Turia está basado en Nora y aunque hemos cambiado algunas cosas y nos hemos inventado otras, la historia que se cuenta es bastante fiel a la real.

 

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de La paradoja del bibliotecario ciego?

Crear la estructura de la novela. La estructura de La paradoja del bibliotecario ciego es la más compleja que hemos construido hasta ahora. En ella se mezclan más de diez tramas distintas y cada una interactúa con las demás. No se trata, por tanto, de tramas lineales e independientes, sino de una red, una maraña de tramas en la que todas ellas interaccionan, se influyen y se modifican.

 

¿Os llevó mucho tiempo escribirla?

Nos llevó unos tres años, entre documentación, creación de la estructura, escritura y revisiones.

 

Para los que no conocen vuestra novela, ¿qué destacaríais de ella? ¿por qué el lector debería elegirla?

La paradoja del bibliotecario ciego es una historia coral que habla de la violencia y que parte de una tesis muy simple e indiscutible: la violencia genera violencia. Además pone de manifiesto que todos somos agresores y agredidos en algún momento de nuestra vida.

Quizás sea una novela incómoda, porque te identifiques con alguno de los personajes. Quizás te remueva algo por dentro y te haga replantearte por qué te comportas así en determinada situación. Quizás solo consiga hacerte pasar un buen o mal rato. Lo único que esperamos, lo que siempre intentamos con nuestras novelas, es que no te deje indiferente, que cuando la termines tengas la sensación de haber leído una historia de misterio muy entretenida y con mucho ritmo. Y a ser posible que despierte en ti alguna reflexión.

 

Para acabar, si queréis decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas vuestras.

Aunque aún no ha salido a la venta, de momento está teniendo muy buenas críticas de profesionales. Aquí os dejo una par, para aquellos que aún tengan dudas sobre si deben leer esta novela:

«Una novela de personajes tan humanos como los de Víctor del Árbol. Con tanto ritmo y trama tan redonda que se convierte en un verdadero carrusel. De las tres mejores que he leído en el último año y han sido 125», Sergio Vera, director del encuentro de novela criminal Las Casas Ahorcadas.

“La paradoja del bibliotecario ciego, novela amena y tremendamente adictiva”, César Magalón, Librosyliteratura.com.

 

Muchas gracias, y mucha suerte con La paradoja del bibliotecario ciego y con el resto de vuestros proyectos.

Muchas gracias a ti, Inma, por la entrevista, por cedernos este espacio y por interesarte por nuestra novela.

One Comment

  • Miguel S. Martín

    Gracias por la entrevista a estos jóvenes autores. Siempre me han llamado la atención los libros de varios autores, no debe ser fácil escribir a cuatro manos, debatir sobre esto y aquello para plasmarlo en una sola idea. Tiene mucho mérito. Respecto a la novela que han escrito, me parece muy interesante, con un gran trabajo detrás, y parece que tiene una gran trama, ritmo y muy buenos personajes; habrá que leerla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: