Uncategorized

ENTREVISTA A DAVID DE JUAN MARCOS AUTOR DE ‘LA MEJOR DE LAS VIDAS’

¡Hola a todos!
Hoy de nuevo os traigo una entrevista a un autor, en esta ocasión he hablado con David de Juan Marcos, un escritor que acaba de publicar su novela con la Editorial Harper Collins. Hace poco publiqué la reseña en el blog, si queréis saber qué me pareció podéis clicar aquí. Y ahora os dejo con la entrevista:
Hola David, antes de comenzar con la
entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me
gustaría que nos hablaras un poco sobre ti. 


¿Cuándo
supiste que querías ser escritor?
Soy todavía demasiado joven para saber lo que
quiero ser de mayor.

¿Qué
fue lo primero que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste?
Sé que desde muy pequeño ya escribía historias
en cuadernos que imagino han desaparecido. A escribir y publicar relatos
comencé con unos dieciséis o diecisiete años.

¿Tiene
tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritor?
En la actualidad sí, aunque he trabajado en
varias cosas que poco a nada tienen que ver con la literatura: profesor de
tenis, consultor medioambiental, profesor de secundaria…

¿Cómo
te formaste como escritor?
Leyendo ¿hay alguna otra manera?

¿Tienes
alguna manía al ponerte a escribir?
No creo, mi única manía es mi ausencia de
manías. Quizá solo me siento si estoy más o menos seguro de lo que tengo que
hacer ese día. Y silencio, necesito silencio.

¿Prefieres
algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?
En realidad, no, cualquier momento puede ser
bueno. No hay fórmula mágica ni momento perfecto.

Antes de
iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?
Conozco una serie de hitos o metas por las que
quiero pasar, así como los temas a abordar. Lo demás lo voy trabajando poco a
poco mientras escribo.
Carezco de eso que llaman proceso.
Muchos escritores solo se sientan a escribir cuando conocen todos y cada uno de
los puertos por los que van a pasar. Yo me volvería loco y me perdería la
ansiedad. Dentro de mi caos y mi desorden he encontrado el modo de tolerarme.

¿Eres
una escritor de las que escriben a mano o te decantas por las nuevas
tecnologías?
Reconozco que comencé a mano, escribiendo y
rescribiendo mil veces. Hoy en día uso mi portátil para todo.

¿Cómo
es un día en la vida de una escritor como tú?
La principal característica es la total
ausencia de rutina. Escribir por obligación sin tener nada que contar haría que
perdiera todo el interés por lo que hago. Hay días que no escribo nada y otros
muchas horas. Eso sí, la cabeza siempre está dándole vueltas a lo que tenga
entre manos.

¿Eres
aficionado a la lectura? ¿Le dedicas muchas hores a lo largo del día?
Me resulta imposible imaginar a un escritor
que no lea. Es como pensar en un atleta que no se mueve del sofá. Mi trabajo es
leer. La escritura solo puede surgir a partir de la lectura.

¿Qué
tipo de literatura te gusta leer?
Leo todo tipo de literatura. En todos los
géneros hay cosas con las que aprender y disfrutar.

¿Eres
lector de libros de papel o también lees ebooks?
Te diría que al cincuenta por ciento. Si el
libro es corto y de lectura ligera suelo leerlo en formato ebook. Para libros
extensos y de mayor densidad sigo decantándome por el papel.

¿Cuál
es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?
Cambian
cada semana. A un mago cuando le descubres el truco le puedes seguir admirando
(y envidiando), pero se pierde cierto interés en su obra porque enseguida llega
un mago nuevo con nuevos trucos.
¿Recuerdas
algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por qué le tienes
especial cariño?
Unos cuantos: La isla del tesoro, El hobbit y
El señor de los anillos, El ciclo Pendragón, Robinson Crusoe, Pedro Páramo,
Crónica de una muerte anunciada.

¿Qué
estás leyendo ahora?
Suelo leer varios libros a la vez. Sobre mi
mesa tengo ahora El gran momento de Mary Tribune, Mortal y rosa y La casa de
nogal.

¿Si
tuvieras que recomendar una novela cuál sería?
Uff, ni se me ocurriría recomendar un libro en
concreto. Las pocas veces que lo he hecho han resultado en desastre para el
lector. Recomendaría eso sí que le dieran una oportunidad a los escritores
españoles jóvenes. Se están haciendo cosas muy interesantes.

¿Qué
autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritor?
La lista sería demasiado larga. Tal vez
debería escribir aquí todos y cada uno de los libros que he leído en mi vida.
Pero imagino que uno se acuerda más de clásicos como Homero, Shakespeare,
Cervantes, los escritores del boom latinoamericano…

¿Hay
algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna
vivencia, tus raíces…?
Soy un escritor sin imaginación. Esto
significa que no tengo más remedio que coger experiencias propias o robárselas
a las demás. Luego remuevo las piezas para conformar la mentira de la ficción.
Para montar un rompecabezas diferente que cuente lo que quiero trasmitir.

¿Tienes
más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?
Muy por encima de todo viajar y hacer deporte.

¿Crees
que Internet y las nuevas tecnologías ha cambiado al lector actual? ¿Por qué?
Por supuesto. Ahora se busca más la
inmediatez. Tanto el escritor como el lector parece que han perdido la
paciencia. También ha permitido abrir nuevas vías de publicación fuera de los
caminos más convencionales. Esto hace que mucha más gente se preocupe del proceso
creativo, pero también que se tenga la idea de que todo vale y de que todo el
mundo crea que se puede escribir una obra maestra sin esfuerzo previo. Empieza
a resultar muy difícil encontrar los textos que realmente merecen la pena entre
tanto ruido.

Hablemos
ahora sobre tu novela, La mejor de las vidas:
¿De
dónde surgió la idea de escribir esta novela?

La idea siempre fue escribir una novela sobre
mi generación y las circunstancias que compartimos con el resto de jóvenes de
Europa. Nunca hemos vivido guerras, ni hambrunas, ni grandes amenazas a nuestra
libertad. Siempre se nos ha acusado de haberlo tenido todo. Por lo tanto no
teníamos derecho a la queja, al pataleo, a la inmadurez o a la toma de
decisiones. Las penurias siempre fueron las de nuestros padres y abuelos. Tal
vez sea cierto, pero no es menos cierto que también se nos han contado muchas
mentiras sobre cómo encauzar todos esos privilegios que nos han regalado:
tienes que estudiar una carrera con salidas para tener un futuro laboral digno
y estable, cómprate una casa cuanto antes que es una gran inversión, no
arriesgues lo que tienes. Quizá queríamos otras cosas. Nadie preguntó. Y cuando
muchos tuvieron edad para preguntárselo ya era tarde.

¿Tiene
alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en
tu novela?
La mayor parte de los personajes y vivencias
de los que se habla en la novela son reales. También los escenarios y las
ciudades son lugares en los que he vivido largas temporadas. Luego solo hay que
mover las piezas de la realidad para conformar la mentira de la ficción.

¿Qué
fue lo más complicado de la escritura de La mejor de las vidas?
Con La mejor de las vidas lo difícil fue dar
con el estilo. Una vez encontrado ese tono confesional, el mayor esfuerzo fue
conseguir una lectura fluida. Quería encontrar la máxima sencillez posible
dentro del lirismo que exigía la trama. Eso es realmente complicado. Lo
sencillo muchas veces es recargar las frases, llenarlas de adjetivaciones y
subordinaciones que no dicen nada y que solo complican la lectura.

¿Tenías
claro desde el principio cómo escribirías la novela?
Quería intentar nuevas maneras de contar
historias. Asumir riesgos. El estilo es lo que da sentido a esta novela. Todo
debía tener una cadencia acorde a lo que se cuenta. El cómo se cuenta de la
mano del qué se cuenta. Pero a la vez tenía que ser muy sencillo y tenía que
sonar bien al oído. No basta con que este bien escrito, o con que el mensaje
esté trasmitido. De ninguna manera. Cada frase, cada párrafo y cada capítulo
debe tener su medida, su ritmo, su melodía aun a pesar de que a veces esta sea
imperfecta. Asumir la imperfección permite buscar esa musicalidad. La
imperfección es sin duda más hermosa, tanto a nivel de una sola línea como de
la novela en su conjunto. Esto hace que la construcción de un solo párrafo me
lleve gran cantidad de horas a lo largo de muchos días y que las correcciones
sean constantes en busca de la máxima sencillez posible.

¿Cómo
fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase de la novela?
La primera frase surgió con la novela bastante
avanzada. La novela comienza con la frase: “La verdad es que no tengo mucho que
contarte”. Me gusta porque da una idea del todo, de que no se nos está hablando
a nosotros como lector sino a otra persona que no vemos, y porque el hecho de
alguien diga no tengo mucho que contarte y luego vengan 300 páginas indica que
algo habrá que contar.

¿Te
llevó mucho tiempo escribirla?
Normalmente la mayor parte de mi tiempo la
empleo en dar vueltas y vueltas a las frases hasta que tienen la cadencia y la
musicalidad que busco. Sin embargo, cuando surgió la primera frase de la novela
ya no volví a tocarla.  

Para
los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector
debería elegirla?
No soy yo quien debería decir eso, sino los
lectores. En internet hay ya muchas opiniones al respecto. Como primer lector
de mi obra y el más crítico no sería buen prescriptor de mi propio trabajo pues
maximizo los errores, carencias y excesos. Por suerte tengo detrás una buena
editorial y una estupenda agente.

Respecto
a la promoción
 de tu novela ¿qué haces para que el lector la conozca?
Me gustaría que mi trabajo terminara una vez
pongo el punto y final. Pero los tiempos han cambiado y es necesario que el
escritor se involucre también en la promoción. Llevamos varios meses de
entrevistas en diferentes medios, presentaciones en librerías, redes sociales,
clubs de lectura, trabajo con blogs literarios etc…

Además
de esta novela, tienes otra novela publicada ¿Nos puedes hablar un poco de
ella?

Mi primera novela fue “El baile de las
lagartijas” y trataba sobre el abandono que están sufriendo las zonas rurales
en nuestro país a través de las vivencias de cuatro amigos que juran no
marcharse nunca de su pueblo. La novela fue galardonada con el Premio
Internacional de Narrativa Vicente Blasco Ibáñez y eso hizo que una gran
editorial se interesara por su publicación. HarperCollins va a reeditarla a
comienzos de 2017.

De tus
novelas, ¿cuál recomendarías a un lector que no haya leído nunca nada de
ti?¿por qué recomiendas una y no algunas de las otras?
Uno suele estar más satisfecho con los últimos
trabajos realizados porque deberían ser un reflejo de lo aprendido en sucesivos
fracasos. Así que para acercarse a mis libros recomendaría empezar por lo
último que está en la calle: La mejor de las vidas.

Y ahora
hablemos del futuro:
¿Tienes
alguna novela ‘esperando en el cajón’ a ser publicada?
En primavera de 2017 saldrá mi siguiente
novela. Se titulará “El ladrón de Vírgenes” y llegará de nuevo de la mano de la
editorial HarperCollins.

¿Estás
trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?
La cabeza siempre está dando vueltas a
proyectos, pero hasta que no están casi terminadas es difícil hablar de ellos
con cierta coherencia. De momento los proyectos más cercanos son la salida de
la nueva novela y la promoción en Italia de la La mejor de las vidas, también
para primavera.

¿Qué consejos
darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?
De nuevo, consejos, ninguno. Que lean. Y
después paciencia, paciencia y paciencia. Que no se conformen y corrijan y
vuelvan a corregir otra vez.

Para
acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes
líneas son todas tuyas.
Solo agradecer a todos los lectores que me
escriben para darme sus impresiones sobre mi trabajo y a todos los blogs que se
han preocupado de leer y reseñar mi novela.

Muchas
gracias, David, y mucha suerte con La mejor de las vidas.

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: