Uncategorized

ENTREVISTA A LUÍS ZUECO

¡Hola a todos!

Una semana más estamos aquí para compartir con vosotros la entrevista que en esta ocasión hemos realizado a Luís Zueco, autor de El escalón 33, novela que hace poco reseñamos en este blog (reseña aquí). Si queréis saber un poco más sobre este autor, quedaos por aquí y seguid leyendo…
Esperamos que disfrutéis de la entrevista:
Hola
Luís, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad
por colaborar con nuestro blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti.
¿Quién
es Luís Zueco?
Que
difícil es hablar de uno mismo. Supongo que alguien que intenta aprender algo
nuevo cada día, que busca ser creativo en todo lo que hace y que le apasiona la
literatura.
¿Cuándo
supiste que querías ser escritor?
Siempre
he sido un soñador, era cuestión de tiempo que plasmara esos sueños en papel y
los compartiera con los demás.
¿Qué
fue lo primero que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste?
Lo
primero importante que escribí fue a los trece años, fue una novela de
trescientas páginas. Lo hice con una máquina de escribir electrónica y la
encuaderne yo mismo.
¿Tiene
tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritor?
No,
pero mis diferentes facetas profesionales y mi experiencia laboral me han
ayudado enormemente a la hora de escribir. He trabajado como ingeniero, técnico
cultural, técnico de marketing y fotógrafo. En empresas multinacionales,
públicas y también como autónomo. Lo he hecho en diferentes ciudades y países,
todo ello me ha proporcionado un bagaje que utilizo a la hora de crear mis
personajes y buscar escenarios.
¿Cómo
te formaste como escritor?
No
tengo formación especifica. Soy tanto de ciencias como de letras, ya que hice
las carreras de ingeniero e historia. Utilizó herramientas y procedimientos de
ambas ramas. Por ejemplo, de mi faceta de ingeniero he heredado que soy muy
organizado a la hora de crear la estructura de mis novelas. De la de historia,
quizás, mi inclinación por temas históricos y las continuas referencias
culturales que aparecen en mis novelas.
¿Tienes
alguna manía al ponerte a escribir?
Más
que manía, soy muy constante y disciplinado. De lunes a viernes suelo empezar a
escribir todos los días a las siete y media de la mañana. Los fines de semana
no suelo escribir o aprovecho para visitar ambientaciones, acudir a eventos y
presentaciones.
No
creo mucho en la inspiración, sino más bien en el trabajo. En una profunda
labor de investigación, visitar escenarios, entrevistas y trabajar mucho la
trama, obsesionarse con ella. Tengo libretas llena de apuntes, esquemas y
diagramas sobre el argumento. Realizó estudios de mis personajes, apuntando
todo los que les caracteriza, desde algo tan sencillo como el color de sus
ojos, a las palabras que repiten, sus aficiones, sus estados de ánimo, todo los
que le definen; como si fueran personas reales.
¿Prefieres
algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?
El
lugar me es indiferente, pero prefiero estar solo y en silencio. El momento,
por la mañana para escribir y por la noche para corregir.
¿Cómo
te organizas para escribir?
Una
vez que tengo la trama, los personajes y un guión, escribo de forma compulsiva
unas cien páginas. Las suficientes para tener una idea de como son realmente
los personajes y el estilo de la novela. Entonces me detengo, vuelvo al
principio, analizó todo lo que ya tengo y prácticamente lo reescribo. Para mi
ésta es la parte más difícil, me lleva mucho tiempo y esfuerzo, pero es la
clave de la novela. Una vez que esas cien páginas ya están terminadas, continuó
pero de manera más sosegada, pensando bien cada palabra. Me suelo detener en la
parte final, para descansar y revisar la novela con perspectiva antes de
afrontar el desenlace. Una vez terminada puedo releerla multitud de veces,
hasta que estoy conforme. A veces, dejo pasar semanas entre lectura y lectura,
o la organizo por partes.
¿Eres
un escritor de los que escriben a mano o te decantas por las nuevas
tecnologías?
Me
decanto más por las nuevas tecnologías, de hecho las uso mucho a la hora de
escribir. Consulto continuamente información en Internet mientras escribo. Y de
las Redes Sociales y otros medios online captó muchas ideas que luego utilizó
en mis libros. Twitter me encantá, en un lugar fantástico para obtener
información.
Antes
si escribía más a mano, ahora solo hago de esa manera anotaciones puntuales o
ideas. Todo el trabajo importante es en el ordenador.
Antes
de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la
inspiración?
La
planificó mucho, lo que ocurre que durante el proceso tengo que hacer
rectificaciones y replanificarla. Mis personajes suelen ser muy complejos y
trabajados y ellos mismos evolucionan a medida que avanza la novela, por lo que
a veces adquieren tanta personalidad que me obligan a cambiar la estructura
inicial. Yo escribiendo soy bastante complicado, la clave es la organización,
puedo estar perfectamente escribiendo al mismo tiempo diferentes capítulos que
están muy separados en la estructura de la novela.
¿Cómo
es un día en la vida de un escritor como tú?
Me
despierto muy temprano y lo primero que hago es ponerme a escribir. Después me
dedico a otros asuntos profesionales y después de comer vuelvo a la escritura
hasta media tarde. Algunas noches las utilizó para corregir, pero no todas.
Escribir en si mismo no me supone un gran esfuerzo, es la labor de buscar temas
y argumentos originales y que me apasionen lo que me supone más tiempo de mi
día a día.
¿Eres
aficionado a la lectura?¿Le dedicas muchas horas?

soy muy aficionado y también leo muy rápido. Puedo tardar en empezar una
novela, pero una vez que lo hago, devoro las páginas y las lleno de
anotaciones.
¿Qué
tipo de literatura te gusta leer?
Antes
leía mucha histórica, ahora me decantó más por la novela negra. Me gustan mucho
las tramas innovadoras y que te sorprendan. 
¿Eres
lector de libros de papel o también lees ebooks?
Ambos,
como ya he comentado antes, yo leo bastante y pienso que ambos formatos son
complementarios. Otra cosa es que hay novelas que me gusta tener en mi casa en
la estantería físicamente, porque me reconforta verlas allí y poder tocarlas,
los libros en papel siempre tendrán algo especial.
¿Cuál
es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?
No
tengo un autor favorito y tampoco soy fan especial de ninguno. De hecho no me
gustan nada aquellos libros en los que en su portada, el nombre del autor es
más grande que el título de la novela. Puedo recomendar la última novela que he
leído, Gataca de Franck Thilliez,
su anterior obra El síndrome E
también me gusto.
¿Recuerdas
algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es?
Claro
que recuerdo libros infantiles, pero el que más me marcó cuando lo leí fue Cien
años de Soledad.
¿Por
qué le tienes especial cariño?
Creo
que es fantástico, es el primer libro que verdaderamente me impactó y me enseñó
la maravillosa que puede ser la literatura. Me aprendí pasajes de memoria y
todavía lo conservo.
¿Qué
estás leyendo ahora mismo?
“La
bibliotecaria de Auschwitz” de Antonio G. Iturbe
 
¿Si
tuvieras que recomendar una novela cuál sería?
De
las publicadas este año recomendaría “La saga de los Longevos” de Eva García
Saenz.
¿Qué
autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritor?
Me
ha gustado siempre Délibes, García Márquez y Vargas Llosa. Más actuales Arturo
Pérez-Reverte, Lorenzo Silva y Santiago Posteguillo. Y clásicos tengo debilidad
por dos especialmente, Quevedo y Bécquer.




¿Hay
algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna
vivencia, tus raíces…?
Todo
ha influido en mayor o menor medida. Soy un apasionado de la historia y el arte
y eso se aprecia en mis novelas. Nací en Borja, un pueblo de la provincia de
Zaragoza, donde el vino es casi una religión, y no puedo evitar que aparezcan
vinos en todos mis libros. La música también está siempre presente porque
pienso que es una de esas cosas que hacen que la vida sea mejor, al igual que
el arte. Todas mis referencias culturales influyen en mi manera de escribir.
Pero sin duda la mayor influencia es esa necesidad que he tenido siempre desde
pequeño por aprender y descubrir cosas nuevas. Creo que eso es evidente en mis
novelas, sus protagonistas siempre van en busca de algo desconocido.
¿Tienes
más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?
Sí,
una de las más importantes es el cine, soy muy cinefilo. Pero la más importante
sea quizás la fotografía, he expuesto en lugares como la Terminal 2 del
Aeropuerto Madrid-Barajas o el Parador de Alcalá de Henares. Sigo el trabajo de
muchos fotógrafos actuales como Chema Madoz. En realidad todo lo que tenga que
ver con la cultura me atrae y soy un asiduo de exposiciones y museos.
¿Crees
que Internet y las nuevas tecnologías han cambiado al lector actual? ¿Por qué?
Desde
luego que sí. Por varios motivos, solo te comentaré algunos. Antes el lector
para elegir sus lecturas consultaba a los críticos en las hojas de los
periódicos. Ahora nadie hace eso, si quiere saber qué leer contrasta reseñas e
información en Internet: en blogs literarios o Redes Sociales. Eso es más
democrático, porque tienes mucho donde comparar y si de cien comentarios de una
novela noventa son positivos, es más probable que efectivamente sea buena y si
cuando tú la leas no lo crees, siempre podrás poner luego tu comentario con tu
propia opinión.
Por
otra parte, a través del ebook, ahora el lector puede acceder a multitud de
títulos que antes no podía. Hay más motivos, pero me alargaría demasiado
explicándolos. También es verdad que falta todavía mucho por hacer en el sector
editorial, pero ese es otro tema.
Hablemos
ahora sobre tu novela El Escalón 33
:
¿Nos
puedes explicar de qué va El Escalón 33
?
Es
una mezcla entre thriller y novela histórica que transcurre en la actualidad,
pero que nos hace viajar a la Edad Media. Es una historia compleja, con
inesperados giros en la trama, personajes muy potentes y espectaculares
ambientaciones, que gira alrededor de un enigma relacionado con los castillos
de la Península, y que tiene muchos otros temas tangenciales.
¿Cómo
surgió la idea de escribir El Escalón 33
?
Fue
durante un reportaje fotográfico que hice en el castillo de Montalbán, en
Toledo. Una inmensa fortaleza difícil de visitar, pero que es una auténtica
maravilla. Estuve toda una mañana allí completamente solo, recorriendo sus
restos comprendí que debía hacer una novela sobre castillos. Pero no ambientada
en la época medieval, sino en la actual. Para intentar que los lectores
viajaran a ella sin necesidad de ir vestidos con una armadura.
¿Por
qué le pusiste ese título?
El
título fue una de las decisiones más complicadas, tenía varias propuestas, al
final fue elegida por consenso entre la editorial y yo. El titulo hace
referencia a la parte final de la novela.
¿Cuánto
tardaste en escribirla?
La
documentación me llevo un año y medio, escribirla dos más.
¿Cómo
fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase de la novela?
Emocionante,
lleva mucho tiempo documentándome y creando las estructura y los personajes,
pero sabía que todavía me quedaba lo más difícil y que por la complejidad de la
trama iba a ser un trabajo de varios años -como así fue- por lo que también
tenía algo de vértigo. Fue algo arriesgado, porque tuve que dejar el que era mi
trabajo en ese momento para poder tener tiempo suficiente. Pero era mi sueño, y
los sueños hay que perseguirlos, por difíciles que sean.
¿Cómo
te organizaste para escribir la novela?
La
mayor parte de esta novela la escribí en una biblioteca a la que iba cada
mañana. Compaginaba eso con viajes y búsqueda de localizaciones -porque todas
las que aparecen en la novela son reales-, cuando la novela ya estaba avanzada
trabajaba solo en casa.
¿Qué
fue lo más complicado de la escritura de la novela?
Lo
más difícil fue el final. Después de una trama tan intensa, lograr un final a
la altura de el resto de la novela fue un reto muy importante.
¿Tienen
alguna historia real detrás?
Sí.
Todos los robos de arte están basados en noticias de periódicos. Los escenarios
son reales, tanto los de Madrid como los castillos. Algunos personajes
secundarios están también inspirados en personajes reales. Yo quería que la
novela fuera lo más real posible, especial esfuerzo puse en los personajes, de
los que estoy muy orgulloso, ya que muchos lectores me han dicho que parecen de
carne y uso.
Los
personajes requieren una mención especial en esta novela:
¿Cuál
de ellos tiene más de ti?
Aunque
parezca sorprenderte, Svak es el que tiene más de mí. Alex posee rasgos
exteriores, aficiones -como puede ser la afición por los castillos o el trabajo
en la radio-, pero es todo muy superficial.
¿Te
ha costado mucho crear personalidades tan diferentes?
Es
lo que más me costó sin duda. Pero yo quiero siempre personajes que parezcan
reales, creíbles. Detesto cuando los personajes son simplemente buenos o malos.
La gente real no es así, está llena de matices. Mis personajes tienen una
personalidad fuerte, puede gustarte uno más que otro, pero todos tienen algo
que los hace especiales y atractivos.
¿Los
creaste especialmente para la novela o fueron surgiendo y los integraste a
medida que creabas la historia?
Fue
lo primero que trabaje. Por ejemplo Margot es un personaje increíblemente
complejo y difícil, del que es difícil hablar sin desvelar parte de la trama.
Aparece de forma inconstante pero desde el principio estaba perfectamente
definido y sabía cuando tenía que aparecer. Por ejemplo, Santos es una
maravilla, fue fantástico poder crearlo y estoy muy orgulloso de él. También
disfrute mucho con Svak o Palacín. Silvia es igualmente compleja, y tuve que
repasar sus diálogos en multitud de ocasiones para que fuera tal y como yo
quería.
¿Tienes
algún personaje favorito?
Quizás
Margot, pero por los comentarios que me llegan de los lectores, especialmente
por Twitter, Santos tiene muchos fans.
Es
una novela muy bien documentada ¿Cuánto tardaste en tener toda la documentación
que necesitabas?
Un
año solo de documentación, pero luego, conforme avanzaba escribiéndola, había
que seguir consultando y contrastando datos. Lo que más me costó fue buscar los
castillos que aparecen, ya que tenían que tener unas características
determinadas.
¿Por
qué castillos y por qué edad media? Eres aficionado a la historia medieval,
arquitectura románica,…
Sí,
soy un apasionado de los castillos. Y en general de la historia y la cultura.
Uno de los objetivos de la novela es que después de leerla desees visitar un
castillo.
Para
los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿Por qué el lector
debería elegirla? ¿Qué la diferencia del resto de novelas históricas?
No
es una novela histórica al uso, es una mezcla de estilos. Sucede en la
actualidad, pero evoca continuamente a la Edad Media. En vez de una novela
histórica ambientada en el Medievo -algo que es muy usual- yo he intentado que
puedas viajar a esa época pero desde la actual. Que cuando entres con los
protagonistas dentro de un castillo veas como era éste realmente hace cinco o
seis siglos. Que percibas la magia que hay allí encerrada y que dejes volar tu
imaginación. Algún periodista me ha comentado que es una modelo de novela
histórica totalmente nuevo e innovador, y eso me gusta.
Actualmente,
todos sabemos, que el panorama editorial es especialmente complicado, pero
conseguiste que la Editorial Nowtilus publicara tu novela ¿qué pasos seguiste
para conseguirlo?

es verdad que el sector editorial está muy difícil. En mi caso, envíe una
propuesta editorial y les gusto, me pidieron el manuscrito y cuando lo envié me
respondieron enseguida que querían publicarlo, fue todo muy rápido.
¿La
primera versión de esta novela que entregaste a la editorial acabó siendo muy
diferente de la que se publicó finalmente?
No,
solo retocamos algún detalle de los personajes más complicados, buscando
siempre que fueran los más creíbles posibles.
Respecto
a la promoción de tu novela ¿qué haces para que el lector la conozca?
Todo
lo que puedo. Estamos haciendo muchas presentaciones, clubs de lectura,
asistencia a eventos literarios y especialmente promoción a través de las Redes
Sociales. Hoy en día las redes sociales son esenciales para un escritor.
Además
de El Escalón 33
¿tienes
más novelas publicadas? ¿puedes hablarnos de ellas?
El
escalón 33 es mi segunda novela. La primera, Rojo amanecer en Lepanto, la publiqué en 2011 y es una novela histórica
ambientada en el siglo XVI, con importantes personajes históricos como Juan de
Austria o Alejandro Farnesio y que describe como era la Europa de esa época. La
labor de documentación que tuve que hacer fue titánica, pero valió la pena.
Para
un lector que no ha leído nada tuyo ¿qué le recomiendas para inciarse con tu
obra?
Yo
les recomendaría El Escalón 33
porque les va a sorprender, por su estructura, su trama y sus personajes. Está
llena de detalles, muchos lectores me dicen que se la leen por segunda vez para
apreciarlos mejor. La prosa es ligera y busca enganchar al lector desde la primera
página, las sorpresas y los giros son constantes y estoy convencido de que le
gustará.
Y
ahora hablemos del futuro:
¿Tienes
alguna novela ‘esperando en el cajón’ a ser publicada?
Sí,
tengo una novela histórica ambientada a principios del siglo XIII que terminaré
este mismo mes y que espero publicar en 2013.
¿Estás
trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?
Después
de documentarme durante un año, estoy trabajando ya en una novela de intriga,
de un genero similar a la de El Escalón 33, pero que gira entorno al mundo del
cine clásico. No te puedo decir nada más todavía, salvo que estoy entusiasmado
con ella y que creo que va a ser tremendamente innovadora.
¿Qué
consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean
publicadas?
Que
no se rindan nunca. Que lo seleccionen a que editoriales mandan las propuestas
y que las preparen bien. Que si no consiguen publicar en papel lo hagan en
digital. Que este mundo literario no es fácil, pero ¿cuál lo es hoy en día?
Para
acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes
líneas son todas tuyas.
Muchas
gracias, me gustaría aprovechar para agradecer a tantos lectores que me están
animando en esta aventura literaria; sin ese apoyo seria muy difícil sacar la
energía para afrontar nuevos proyectos. Escribir una novela es un proceso largo
y duro, en el que hay momentos duros en los cuales ayuda mucho saber que
alguien disfruta leyendo luego lo que estás escribiendo.
Y
quería también agradecer a los blogs literarios en general, y a este en
particular, por vuestro apoyo y vuestra labor que está ayudando a cambiar poco
a poco el mundo editorial, haciéndolo más transparente y plural. Gracias a Inma
y Mónica por haber apostado por mi novela.

13 Comments

  • Carax

    Tengo la novela esperando en mi kindle. Me encanta este escritor sobretodo porque utiliza muchísimo las redes sociales y eso lo hace más cercano al lector.
    Por otro lado le tengo que agradecer su blog de exposiciones. Siempre me andaba quejando de la falta de exposiciones artísticas en mi ciudad y desde que lo visito estoy encantada.
    Muy buena entrevista, como siempre.
    Besos

    • Nora Bosco

      Te encantará te lo prometo.
      Tienes toda la rázon Luis es muy accesible y encantador, siempre hemos tenido su apoyo tanto en la reseña que realizamos de El escalón 33 como en la entrevista.

      Un besazo

  • Cartafol

    Tengo la novela pendiente de lectura en el kindle, espero poder leerla este año porque las reseñas son muy buenas. Saludos y felicidades por la entrevista. Saludos

  • LAKY

    Una entrevista de lo más interesante. Veo que coincido en muchas lecturas con él, me ha hecho gracia
    Respecto al libro, lo tengo pendiente y no tardará en caer que sé que me va a encantar porque yo también soy una apasionada de los castillos.
    Enhorabuena por la entrevista!

  • Mariuca

    Otro autor con una carácter totalmente diferente. Este es de los de método, también muy interesante. Me replanteo su novela. No hay nada como conocer más a un autor para que apetezca leerlo.
    Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: