Uncategorized

ENTREVISTA A MARIELA MICHELENA AUTORA DE LA VIDA SON LOS MIÉRCOLES ( @marielamichelen @editorialespasa )

¡Hola a todos!
Hoy quiero compartir con vosotros la entrevista que hice hace unos días a Mariela Michelena, autora de La vida son los miércoles, una novela que sale mañana mismo publicada con la Editorial Espasa. 

Aquí te dejo su sinopsis:

Susana, Eva y Marina, tres mujeres al borde de los cuarenta, amigas desde su juventud y aparentemente «realizadas», tendrán que afrontar una serie de reveses –amorosos, laborales, familiares…– que pondrán a prueba su amistad pero, sobre todo, las obligarán a replantearse su forma de estar en el mundo.


Susana es una ejecutiva de éxito; Eva, una adicta a un amor tóxico con la vida empantanada; Marina, pluscuamperfecta e hiperfeliz en su matrimonio… 


A través de sus diarios personales y correos electrónicos, el lector las irá conociendo en sus propias palabras, en sus hechos y, sobre todo, en sus pequeñas mentiras y en sus grandes traiciones.


Os dejo con la entrevista:
Hola, Mariela, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte
tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco
sobre ti.
¿Quién es Mariela
Michelena?

Soy una mujer, venezolana, psicoanalista, que escribe libros en sus ratos
libres… En ese orden.
¿Cuándo supiste que
querías ser escritora?
Tengo la impresión de que en mi caso la cuestión no se planteó en esos
términos. Nunca pensé: “quiero ser escritora”. Desde que tengo memoria escribo
y no puedo vivir sin escribir. ¿Escribir me convierte en escritora?, no lo sé.
¿Publicar lo que escribo? De verdad que no lo sé, tanto así que todavía me
cuesta identificarme a mí misma como “escritora”. Ese es un título nobiliario
que sólo los lectores conceden. ¡Habrá que ver! ¡Habrá que preguntarle a ellos
y esperar el veredicto!
¿Qué fue lo primero
que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste?
No sabría decir qué fue lo primero. Sé que desde muy pequeña escribía.
Crónicas familiares, pensamientos, unas poesías pedantes e insufribles,
cargadas de palabras de domingo. Por suerte dejé de lado a tiempo esa pesada
carga y pronto descubrí que era suficiente mi vocabulario de todos los días
para contar cómodamente lo que quería.
En cualquier caso, escribir siempre ha sido un refugio y a la vez una
puerta de escape.
¿Tiene tu vida
profesional relación directa con tu faceta como escritora?
La verdad es que no. Mi vida cotidiana, mis horarios, mi día a día están
mucho más comprometidos con mi profesión de psicoanalista que con mi
escritura. 
¿Cómo te formaste
como escritora?
Yo diría que leyendo. No hay otra forma. Escribiendo y leyendo sin parar.
¿Tienes alguna manía
al ponerte a escribir?
Ninguna. Siempre llevo un cuadernito en el bolso y cualquier momento es
bueno.
¿Prefieres algún
lugar o momento a lo largo del día para escribir?
Cuando ya estoy embarcada en un libro prefiero las mañanas. Soy de
madrugar y estoy más lúcida a las 7:00 que a las 20:00
Antes de iniciar una
novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?
Esta es mi primera novela, así que me parecería pretencioso decir que
tengo un método. En este caso me dejé llevar de la mano de mis personajes, que
sabían mejor que yo lo que sentían, lo que querían, lo que les iba a pasar…
¿Eres una escritora
de las que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?
Ambas cosas. No están reñidas. El cuadernito siempre a mano es
indispensable para atrapar una idea, un momento, un diálogo, una pincelada… y
el ordenador termina siendo el dueño de la situación entrados ya en materia. No
compiten, no se pelean, cada uno –cuaderno y ordenador- ocupan su lugar y se
complementan.
¿Cómo es un día en
la vida de una escritora como tú?
Me levanto al alba, suelo ir al gimnasio a primera hora, trabajo,
trabajo, trabajo. Aprovecho los ratos libres para leer, hablar con una amiga o responder
los correos de mis lectoras. Como bien, duermo completo, hablo cada día con mi
familia de Caracas y me acuesto a dormir temprano.
¿Eres aficionada a
la lectura?¿Le dedicas muchas hores a lo largo del día?
Si tuviera que prescindir de algo, primero dejaría de escribir que de leer.
Le dedico a la lectura todos los ratos que puedo, que siempre son menos de los
que me gustaría…
¿Qué tipo de
literatura te gusta leer?
Novelas, biografías…
¿Eres lectora de
libros de papel o también lees ebooks?
Ambas cosas. Del libro en papel adoro su peso, su textura, su olor. Del
ebook la inmediatez y la comodidad de poder llevarlos todos conmigo a donde
vaya.
¿Cuál es tu autor
favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?
Esa es una pregunta imposible. ¿Juan Rulfo? ¿Virginia Woolf? ¿Ana
Ajmatova? ¿Rilke?
¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por
qué le tienes especial cariño?
¿Qué estás leyendo
ahora?
Sueños en tiempos de guerra de Ngugi Adichie
¿Si tuvieras que recomendar
una novela cuál sería?
Me gustan las novelas en las que uno se puede mudar a vivir. No sé por
qué, ante la pregunta me viene el recuerdo de Un buen partido de Vikram Seth. La leí hace muchísimos años, pero
fue delicioso sumergirme en sus historias.
¿Hay algo que haya
influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna vivencia, tus
raíces…?
Seguramente mi profesión y mis raíces. Hay una especie de musicalidad
caribeña que me acompaña haga lo que haga, para bien y para mal…
¿Tienes más
aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?
Me gusta bailar, me gusta cantar boleros, me gusta nadar, me gusta leer a
Freud, me gustan mis pacientes…
¿Crees que Internet
y las nuevas tecnologías ha cambiado al lector actual? ¿Por qué?
Lo que me preocupa de las nuevas tecnologías es la liviandad con la que
pasamos de un contenido al siguiente, la ligereza, el exceso de información que
termina siendo vacuo y que lo impregna todo, la lectura, los vínculos, las
convicciones…
Hablemos ahora sobre
tu última novela, La vida son los
miércoles:
¿De dónde surgió la
idea de escribir esta novela?

Yo había escrito varios libros sobre mujeres, digamos de psicoanálisis
aplicado (Mujeres malqueridas, Me cuesta
tanto olvidarte y Mujeres que lo dan todo a cambio de nada)
y tenía muchas
ganas de aventurarme con un libro de ficción, pero no era capaz de encontrar
una idea… así que la idea surgió de Miryam Galaz, editora de Espasa, que
había leído mis libros, y que, sin conocerme, una tarde me escribió para
proponerme que escribiera una novela sobre el mismo tema. Y de pronto se hizo
la luz y prácticamente salió sola…
¿Cómo te organizaste
para escribirla?
¡Con mucha dificultad! Fines de semana, y vacaciones. Entre semana me es
imposible sentarme con calma a escribir. Corregir, perfilar, es otra cosa,
pero, para escribir, para crear algo que antes no existía, necesito tiempo…
¿Tiene alguna
historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu
novela?
Sí, claro, siempre están inspiradas en historias reales. Hay una
venezolana que vive en Madrid que se parece mucho a mí y hay otras mujeres que
terminan siendo un compendio de las historias que escucho en la consulta o que
me cuentan mis lectras…
¿Qué fue lo más
complicado de la escritura de La vida son
los miércoles
?
¡Encontrar tiempo para sentarme a escribir a pierna suelta!
¿Tenías claro desde
el principio cómo escribirías la novela?
No tenía ni idea. Era la primera vez. Lo único que tuve claro desde un
principio era que quería pasármelo bien y eso sí lo conseguí. Disfruté cada minuto
de escribirla. Fui libre, jugué…
¿Te llevó mucho
tiempo escribirla?
Un año.
Para los que no
conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector debería
elegirla?
Es una novela honesta que cuenta las historias de tres mujeres de hoy en
día, es muy de verdad. Es divertida y a la vez reflexiva… Es fácil
identificarse con sus personajes.
Respecto a la
promoción de tu novela ¿qué haces para que el lector la conozca?
Responder estrevistas como esta…
Y ahora hablemos del
futuro:
¿Tienes alguna
novela esperando a ser publicada?
No
¿Estás trabajando en
algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre
él?
Todavía estoy con este “hijo” recién nacido entre manos, me toca cuidar
de él, mimarlo, no es tiempo de pensar en otro embarazo… en otra novela, en
otro libro…
¿Qué consejos darías
a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?
¡No tengo idea! Yo he tenido la suerte de que mi camino ha sido al revés.
En mi caso no fue “novela en busca de editor”, sino “editor en busca de
novela”. Pero creo que si yo hubiera escrito una novela en la que creo, no me
dejaría desanimar por un no…
Para acabar, si
quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son
todas tuyas.
¿Qué decir? ¡Que espero que del otro lado del libro, los lectores puedan
disfrutar de la lectura tanto como yo disfruté de la escritura! ¡Esa es mi
apuesta!
Muchas gracias, Mariela, y mucha suerte con La vida son los miércoles y con el resto de tus proyectos.

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: