Entrevista a Pilar G. Cortés autora de MAMÁ EN APUROS CONTRA EL CÁNCER  (@pilargcortes)

¡Hola a todos!

Me hace especial ilusión la entrevista que hoy comparto con vosotros. La protagonista de hoy es  Pilar G. Cortés, una escritora maravillosa y aún mejor persona.  Pilar acaba de publicar Mamá en apuros contra el cáncer, un libro donde explica cómo vivió y superó un cáncer de cuello de útero. Esta es su sinopsis:

El 23 de marzo de 2017 me diagnosticaron cáncer de cuello de útero. El mundo se me vino encima y lloré mucho, pero días después sentí la necesidad de vaciar toda la tensión que llevaba dentro escribiendo. Aproveché que tenía un blog para volcar mi experiencia como paciente oncológica, mis miedos, las esperas, las pruebas y todo en lo que se había convertido mi mundo. Con la intención de ayudar a otras personas que se encuentran en mi misma situación, he decidido reunir todos los post que escribí entonces en un libro. Tal vez les haga ver la parte positiva de algo que parece que no la tenga. Todos los beneficios que obtenga este libro irán destinados íntegramente a la Asociación Española Contra el Cáncer.

Os dejo con su entrevista:

Hola, Pilar, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti. ¿Quién Pilar G. Cortés?

Pues soy una persona normal, que baja a comprar el pan en zapatillas… Jajaja, quizá la pregunta no va por ahí, ¿no? Soy una bloguera y escritora y tras pasar un cáncer decidí que no quería perder más el tiempo y me lancé a la piscina de la autopublicación.

 

¿Cuándo supiste que querías ser escritora?

Desde pequeña. No sé el momento exacto, podría decir que casi desde siempre. Me crié rodeada de libros, porque mi padre era encuadernador y siempre decía que él los cosía y yo los escribiría.

 

¿Qué fue lo primero que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste?

Pues no sé decirte. Quizá lo primero que escribí no sobrevivió. Pero sí que conservo un cuento que hice como a los ocho años, para el colegio. ¡Estaba hasta ilustrado!

 

¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritora?

No, para nada. Trabajo en la logística de una marca de ropa. Me habría gustado, pero analizando a fondo igual si trabajara escribiendo para otros no tendría la claridad mental que me deja mi trabajo actual para escribir mis propias historias.

 

¿Cómo te formaste como escritora?

Soy autodidacta. Leo muchísimo desde pequeña y siempre me he fijado mucho en lo que hacían mis autores favoritos. Imitando se aprende y yo imité mucho. A los 17 escribí lo que ahora se podría considera un fanfic de Frankestein, porque me fascinó su lectura. Y también he buscado siempre libros sobre cómo escribir.

 

¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir?

Ahora ya no muchas. Antes, cuando escribía a mano, siempre usaba la misma pluma y con esa pluma no hacía exámenes (cuando estudiaba). Ahora ya escribo a ordenador, y me compré un portátil expresamente para ello. Me pongo siempre en la misma habitación y le pido a mi hija que no me moleste, aunque no siempre lo consigo.

 

¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?

Después de comer. He cogido la rutina de comer, recoger la cocina, prepararme un té y encerrarme en la biblioteca.

 

Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?

Soy un desastre planificando. La primera novela, la que saldrá este año, salió de la inspiración, pero llegó un momento en que el proyecto creció y tuve que parar y hacer una escaleta. La segunda novela, que aún no he terminado, la planifiqué más, pero no llego al punto de otros autores que son más metódicos y tienen las cosas mucho más claras que yo. Quizá algún día lo consiga, de momento soy mixta.

 

¿Eres una escritora de las que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?

Sin saberlo ya te la había contestado. Como te he dicho, escribo en el ordenador. Además, me encanta la tecnogía y creo que es muy beneficiosa para ser escritora. Llevo siempre el móvil encima con muchas apps tanto para escribir como para leer, también tengo una tablet y un portátil.

 

¿Cómo es un día en la vida de una escritora como tú?

Ahora que ya he vuelto a trabajar, por fortuna, es una locura. Me levanto a las 6:30h, desayuno mientras leo un poco. Si no me he entretenido demasiado, o tengo algo pendiente, abro el ordenador y trabajo un poco. Luego levanto a mi hija, la llevo al cole (entra una hora antes) y me voy a trabajar. Gracias a la reducción de jornada, salgo para recogerla del cole. Comemos y escribo. Luego ya las extraescolares si tocan, los deberes, la ducha, etc. Los lunes y los miércoles voy a andar una hora cuando llega Papá en Apuros de trabajar.

 

¿Eres aficionada a la lectura?¿Le dedicas muchas horas a lo largo del día?

Sí, claro. No concibo ser escritora sin ser lectora, me parece algo básico. Antes sí le dedicaba muchas horas, ahora ya no tengo tanto tiempo disponible, pero es algo que no abandono. Todos los días antes de dormir leo un rato, y en los desayunos. Entre medias, si tengo algún rato libre, o algún viaje en tren también aprovecho.

 

¿Qué tipo de literatura te gusta leer?

Leo de todo, aunque también he pasado etapas. Pasé un tiempo que prácticamente leía solo terror. Pero luego fui abriendo el abanico y cualquier cosa que caiga en mis manos. Sigo siendo fan del terror, me apasionan las distopías, y me encanta el chick lit.

 

¿Eres lectora de libros de papel o también lees ebooks?

Soy híbrida. Leo mucho ebook porque en la cama me resulta más cómodo que un libro en papel, pero en mi casa tengo una habitación que llamo la biblioteca, que está repleta de libros en papel porque me apasionan también como objeto.

 

¿Cuál es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?

¿Sólo uno? Uff, complicado. De terror el rey indiscutible es Stephen King. La saga de La Torre Oscura no es terror pero es su obra más ambiciosa. Ray Loriga también me encanta, he leído toda su obra, su último libro ganó el premio Alfaguara y es una distopía muy inquietante.

Para equilibrar, dos mujeres: Marian Keyes es la reina del chick lit. Cualquier llibro suyo sería genial, pero por decir alguno recomendaría Maggie ve la luz. Y en castellano tengo muchas candidatas, pero por quedarme con una diría Almudena Grandes. Sus historias son muy humanas, muy cercanas.

 

¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por qué le tienes especial cariño?

Recuerdo dos: Peter Pan y el Principito. Ambos estaban en mi casa desde que tengo uso de razón (como ya he dicho, mi padre era encuadernador y sacaba libros de su trabajo). Son historias tan tiernas, tan geniales, que las leí en más de una ocasión.

Recuerdo que me pareció muy raro que hubieran hecho una película del libro que tanto me gustaba, la de Disney, y no entendía por qué, si era de ese libro, no fuera igual. También me costó mucho entender que un perro cuidara a unos niños… Quizá por eso se me quedó en la memoria.

 

¿Qué estás leyendo ahora?

Ahora mismo estoy leyendo Nada, de Carmen Laforet. Es relectura para el club de la biblioteca.

 

¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería?

¿Sólo una? Eso depende de la persona con la que hable. Siempre recomiendo El Perfume, que es una novela tan intensa que llegas a olerla, pero no es apta para estómagos delicados.

 

¿Qué autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritora?

Por resumir, lo reduciré a tres, pero partimos de la base de que todo lo que leo influye en mi modo de escribir: si es muy bueno por intentar imitarlo, y si me parece menos bueno por intentar no hacer lo mismo. Pero los tres que más me han influido son Mary W. Shelley, Stephen King y Marian Keyes.

 

¿Hay algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna vivencia, tus raíces…?

Todo influye, todo lo que veo, leo o vivo se queda de alguna manera en mi cabeza, pero hay algo que quizá fue un punto de inflexión en mi vida como escritora: la categoría de Mamá en Apuros. Cuando empecé a contar mis propias experiencias como madre de forma regular cambiaron muchas cosas. Ahora, después de más de cuatro años, cuando tengo alguna experiencia divertida, la apunto para escribirla. Y sin Mamá en Apuros nunca habría contado la experiencia con el cáncer, y nunca lo habría publicado.

 

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?

Tengo muchas, pero poco tiempo para disfrutarlas. Me gusta hacer deporte, intento salir a andar dos o tres días en semana. Y para desconectar, me gusta hacer ganchillo. A esto hace poco que me aficioné, unos tres años, pero me arrepiento mucho no haberle hecho caso a mi abuela cuando de pequeña me quiso enseñar, porque me ayuda muchísimo a desconectar. Es como hacer yoga, pero sin esterilla.

 

Hablemos ahora sobre tu novela, Mamá en apuros contra el cáncer:

¿De dónde surgió la idea de escribir este libro?

Cuando me diagnosticaron cáncer lo primero que me dijeron fue: escríbelo. Escribe lo que vayas pensando porque te ayudará a digerirlo. Y les hice caso. Al principio me abrí un diario, pero me pareció un poco deprimente, y cuando miré mi blog me di cuenta de que podría incluirlo en la categóría de Mamá en Apuros.

 

¿Cómo te organizaste para escribirla?

Fui escribiendo semana a semana los post en el blog. Según iban sucediendo las anécdotas, las escribía.

 

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de Mamá en apuros contra el cáncer?

Lo más complicado fue terminando el tratamiento, que el cansancio se apoderó de mi, pero no sólo de mi cuerpo, también de mis neuronas. La quimio me dejó hecho polvo y me costaba sentarme a escribir porque las palabras no fluían.

 

¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías el libro?

No, para nada. De hecho ni siquiera tenía claro que luego lo fuera a publicar, eso se me ocurrió más tarde. Cuando terminé el tratamiento y en la primera revisión salió todo correcto me planteé qué podía hacer con todo lo que había escrito, y me dije que igual podía servir para algo. Por eso surgió como idea benéfica.

 

¿Cómo fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase del libro?

Fue un momento de liberación. Se convirtió en un momento del día en el que le daba la vuelta a todo lo malo que me estaba pasando y le buscaba el lado cómico.

 

Para los que no conocen tu libro, ¿qué destacarías de él? ¿por qué el lector debería elegirlo?

Es una crónica de una enfermedad dura pero buscando el lado más cómico. Ni trivializo algo tan grave como el cáncer, ni dramatizo. Cuento una realidad, lo que pasé y cómo lo pasé. Pero siempre intento sacar una sonrisa.

 

Y ahora hablemos del futuro:

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

Ahora estoy terminando de corregir una novela para publicarla este año. Es completamente diferente porque es una novela y no trata temas tan profundos como el cáncer. También estoy terminando de escribir una segunda novela, también chick lit, aunque como la estoy escribiendo tras la enfermedad, sí que se están colando cosas más graves.

 

¿Cuáles son tus propósitos literarios para este 2018?

Quiero seguir promocionando Mamá en Apuros contra el cáncer, para recaudar dinero para la AECC, y quiero sacar, de cara a verano, mi primera novela.

 

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

Lo primero, que escriban. Que escriban mucho, todos los días. Que estudien sus opciones y decidan si quieren moverse por editoriales o autopublicarse. Hoy en día da igual una opción que otra, en ambas vas a tener que trabajar mucho, y los autopublicados ya no tienen la misma mala fama de antaño. Ahora hay una gran cantidad de autoras y autores que deciden autopublicarse y lo hacen pagando sus correcciones, encargando portadas a profesionales y maquetando mejor que algunas editoriales de prestigio.

 

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.

Pues que tengo dos mesillas en wallapop que no vendo ni a la de tres, están a buen precio, contacto por DM… No… es broma (bueno, casi, para quien le interese las mesillas son de verdad).

Me gustaría decir que de cada mala experiencia que te depara la vida se saca un aprendizaje, y supone una oportunidad de mejorar. Por desgracia a veces parece que solo espabilamos cuando se nos pone de manifiesto nuestra mortalidad, pero ya que ha pasado, aprovéchalo.

Yo soñé muchos años con ser escritora, pero no me atrevía a salir al mundo, hasta que pasé por el cáncer y me dije: ¿Qué tengo que perder?

 

Muchas gracias, Pilar, y mucha suerte con Mamá en apuros contra el cáncer y el resto de tus proyectos presentes y futuros.

Gracias, Inma, por darme la oportunidad de esta entrevista. Eres un encanto y tu página es un referente de la blogosfera.

Aquí puedes comprar Mamá en apuros contra el cáncer.

Aquí podréis encontrar más información sobre Pilar G. Cortés.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Margari dice:

    ¡Qué grande es Pilar! Me ha encantado leer la entrevista. NO sabía que estaba tan cerquita ya su primera novela. Pendiente estaré.
    Besotes!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: