ENTREVISTA A SOFÍA ORTEGA AUTORA DE ‘EL SUSURRO DE LA ACUARELA (LA LUZ DE LA SOMBRA nº1) (@SofiaOrtegaM )

¡Hola a todos!
Hace unos días entrevisté a Sofía Ortega, una autora ya conocida en este blog. Aprovechando que acaba de publicar una nueva novela: El susurro de la acuarela, tenemos la suerte de poder contar con su presencia virtual.
Hola, Sofía, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte
tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco
sobre ti. ¿Quién es Sofía Ortega?

Hola a todos!! Yo encantada de colaborar!! Gracias a ti por ofrecerme un
huequecito en tu blog!!

Pues, hoy, Sofía Ortega es una persona que ha decidido luchar por su
sueño, sola, de una vez. En los últimos cuatro años de mi vida, me he dedicado
por entero a escribir novelas románticas (y a leerlas también porque me
apasiona este género) y, por desgracia, no he parado de recibir “lo siento,
pero no nos interesa”, y hace un par de meses dije: “se acabó, lo haré yo,
salga como salga, para que en un futuro no me arrepienta por no haberlo
intentado”.
Para mí, la escritura forma parte de mi ser, puede que suene tópico (y
suena tópico), pero es cierto. Desde que era una niña, no concibo mi vida sin
escribir. Soy muy sensible, todo me afecta mucho, tanto para bien como para
mal, y necesito la escritura como una especie de terapia: es un desahogo en una
racha mala porque me evado por completo y me ayuda a tranquilizarme y a buscar
soluciones a los problemas o ideas para hacer algo guay con mi familia y amigos,
por ejemplo, y es un alivio (con mariposas en la tripa) cuando dejó volar las
historias que me imagino en un papel.
Supongo que si tuviera que definirme con una palabra sería luchadora,
porque, a pesar de los rechazos, de los malos momentos, de mi fuerte carácter
(que se lo digan a mi marido, jajajaja), de las desilusiones, a pesar de todo,
nunca pierdo mis ganas de soñar por cualquier cosa, sea una tontería o un mundo.
Esta soy yo, no hay más.
¿Cuándo supiste que querías ser escritora?
Desde mis primeros recuerdos, pero tenía once años cuando lo dije en voz
alta. Nos mandaron una redacción en el colegio al inicio del curso sobre el
verano. Al día siguiente, en clase, cuando me tocó leer la mía delante de todos,
me dio tanta vergüenza (soy demasiado tímida) que, de tres páginas que tenía mi
redacción (todos menos yo habían escrito un folio), leí solo la última página.
Mi profesora se levantó, me quitó las hojas, las leyó en silencio y me dijo que
lo leyera desde el principio. Cuando terminé, me preguntó que qué quería ser de
mayor. Yo le contesté que quería ser escritora. Ella me sonrió (todavía lo
recuerdo como si fuera ayer) y me dijo que no dudaba en que lo conseguiría
porque mi redacción era lo mejor que había leído nunca de una niña. A veces me
acuerdo mucho de esa profesora, fue la primera persona que me dijo aquello, y
es algo que jamás olvidaré.
¿Qué fue lo primero que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste?

Según mi madre, lo primero que escribí fue una carta a mi abuelo Rafa cuando
tenía ocho años. Y digo según mi madre porque yo no me acuerdo de eso, pero
ella lo tiene muy presente. Lo que sí tengo en mis recuerdos como mi primer
escrito fue una historia que redacté por capítulos (escribía un capítulo por
día de un folio cada uno con letra enorme, jajajaja) cuando tenía nueve años,
en verano, y precisamente iba de un abuelo detective y una nieta, basados en mi
abuelo Rafa y en mí, que descubrían un cadáver en la orilla de la playa donde
vivían y debían seguir pistas para atrapar al asesino… Todavía lo pienso y me
río. Quizás algún día decida crear una novela de esa historia y, por supuesto,
se la dedicaría a mi abuelo Rafa, quiso ser escritor, pero, por circunstancias
de la vida, no pudo. De él me viene todo.
¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritora?

Pues soy ama de casa, mamá desde hace un año y escritora, todo a tiempo
completo y bien orgullosa de serlo!! No solo escribo mis novelas, este mes de
mayo saldrá una web de cultura (enfocada a la literatura en su mayoría) que
estoy preparando con una gran amiga y compañera de profesión. También maqueto,
diseño, corrijo (reseñas, relatos, novelas, maquetas, folletos…) y escribo
sobre libros y escribo mis libros.
¿Cómo te formaste como escritora?

Hice dos cursos de escritura: “Escritura creativa” e “Iniciación a la
novela”. Creo que la formación es importante, por supuesto, pero también creo
que un escritor nace, no se hace, puede mejorarse, estudiar sobre ello te
ayuda, pero eres tú quien lleva la esencia en tu interior, sin importar que
escribas mal o bien, porque eso es un continuo aprendizaje.
¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir?

Necesito estar sola en una habitación sin una sola interrupción, aunque
esté escuchando música, no importa. Y mejor que no entres porque te puedo
morder… jajajaja.
¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?

No tengo preferencia, pero sí es cierto que la tranquilidad y el silencio
de la noche me sumergen en mis historias mucho más que durante el día. Siempre
he sido más nocturna para todo.
Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por
la inspiración?

Siempre por la inspiración. Soy un desastre con eso, no hago esquemas, ni
apunto las ideas. Según me surgen en la mente, las plasmo en el papel.
¿Eres una escritora de las que escriben a mano o te decantas por las
nuevas tecnologías?

Antes siempre a mano y luego las pasaba al ordenador, hasta que me di
cuenta de que perdía un tiempo muy valioso para escribir más. Me costó mucho al
principio, pero ahora no puedo vivir sin mi portátil.
¿Cómo es un día en la vida de una escritora como tú?

Pues me despierto con ganas de escribir o de leer, sin excepción. Y me
despierta mi hija, que se llama como yo, Sofía, porque me quedo hasta tarde
escribiendo o leyendo, y no me quejo porque tengo la maravillosa suerte de que
Sofía se despierta a las once de la mañana (desde que nació hace un añito). Me
dedico a ella hasta que se duerme la siesta, justo cuando aprovecho para
escribir o para leer. Por la tarde sigo con ella y con mi marido y por la
noche, cuando los dos se duermen, yo vuelvo a escribir o a leer. Es el día a
día de mi vida y me encanta. Tengo todo para ser feliz y lo soy, aunque ahora
escriba menos o lea menos por mi hija, pero no me importa, es mi vida y así la
he elegido yo, no la cambio por nada.
¿Eres aficionada a la lectura?¿Le dedicas muchas horas a lo largo del día?

Adoro leer tanto como adoro escribir. Le dedicó todo el tiempo que puedo
y que necesito, porque al igual que necesito escribir, también necesito leer.
Creo que en mi vida anterior fui un libro… jajajajaja.
¿Qué tipo de literatura te gusta leer?

Desde que la descubrí con veinte años, la que más me gusta es la
romántica, histórica o contemporánea. Antes leía novela policiaca, filosófica y
de aventuras, ahora también, pero mucho menos que la romántica.
¿Eres lectora de libros de papel o también lees ebooks?

Leo muchos ebooks, pero prefiero disfrutar del libro en papel, tocarlo,
olerlo… Es una sensación maravillosa, única. Es cálido, te atrapa. Te lo
llevas a la piscina en verano o lo conjuntas con una manta en el sofá en día de
frío o de lluvia. Repito, maravilloso…
¿Cuál es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?

En romántica, mi autora favorita sigue siendo Kathleen Woodiwiss, gracias
a su obra “Una rosa en invierno” descubrí la novela romántica y, literalmente,
me enamoré, tanto del libro como de la autora. Lamentablemente, falleció hace
unos años, pero eso no me impide releer todas sus obras una y otra vez y emocionarme
con sus palabras.
Fuera del género romántico, mi autor favorito desde niña es Jostein
Gaarder, y mi obra favorita de él es “El misterio del solitario”, que la
publicó en 1990, pero que, en mi humilde opinión, es un libro que jamás pasará
de moda. He seguido toda su trayectoria y, aunque a veces puede resultar
demasiado filosófico en sus novelas, me han atrapado todas sus obras de
principio a fin.
¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por
qué le tienes especial cariño?

¡Sí! ¡”Fray Perico y su borrico”, toda su colección de “El barco de
vapor”! Gracias al primer libro de la colección de Fray Perico, mi madre se dio
cuenta de que yo necesitaba gafas para leer. Leía todas las noches con ella
antes de dormirme y me saltaba líneas sin querer. Y fue tener mis primeras
gafas azules de Snoopy y no parar de reírme gracias a Perico y Calcetín y, por
consiguiente, pedirle a mi madre un libro tras otro porque descubrí un nuevo
mundo donde me sentía yo misma: la lectura.
¿Qué estás leyendo ahora?

Ahora mismo estoy con “La promesa de Grayson”. Llevo muy poco. Desde aquí
le deseo toda la suerte del mundo a su magnífica autora, Mia Sheridan. Seguro
que me gusta, aunque con “La voz de Archer” me dejó el listón muy alto. Mi más
sincera enhorabuena a la autora.
¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería?
Desde hace dos meses, “Corazones en el café”, de Rita Morrigan. Me llegó
al corazón en todos los aspectos de la novela (no solo por el amor de los
protagonistas). La manera de escribir de la autora, las descripciones… Me
cautivó.
¿Qué autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritora?

Oscar Wilde, porque siempre luchó por sus ideas y no permitió que nadie
le cortara las manos a la hora de escribir lo que quería y vivir la vida que
quería. Y Virginia Woolf, porque estaba como una cabra y los grandes escritores
estamos todos locos (yo me incluyo por la locura, no por lo otro, jajajaja).
¿Hay algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el
cine, alguna vivencia, tus raíces…?

Una vez leí que un escritor escribe de lo que sabe o de lo que ha vivido.
Y estoy de acuerdo, porque si quieres que el lector sienta tus palabras, esas
palabras deben nacer de tu corazón. Si quieres que el lector ría, riéte
mientras escribes. Si quieres que el lector viaje, vete de vacaciones. Si
quieres que llore, háblale con lágrimas. Y así con todas las sensaciones,
porque un lector debe sentir y, si no siente, es que el escritor no lo ha
sentido cuando lo escribía.
La música también me influye. Cuando empiezo una novela, busco una
canción (ya sea por la melodía o por la letra), hasta que encuentro “la idónea”
no paro, y me tiro toda la novela escribiendo con esa canción en los oídos. ¡Y
no me canso de escucharla! Y luego si voy en el coche y ponen esa canción en la
radio, sonrío como una tonta y, feliz, recuerdo mi novela.
¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un
poco de ellas?

Mis otras aficiones son mi marido y mi hija y todo lo relacionado con
ellos, así soy de sentimental, jajajaja. Estoy loca por ellos, ¡qué puedo
decir!
La vida me ha cambiado en los últimos cuatro años tanto en comportamiento
como en pensamiento, y más concretamente este año 2017 que está siendo muy
duro, por desgracia por circunstancias de la vida. No importa si monto a
caballo, si juego al tenis, voy al cine, me recorro librerías o paseo por el
campo, para mí lo importante es la gente que hace todo eso conmigo.
¿Crees que Internet y las nuevas tecnologías ha cambiado al lector
actual? ¿Por qué?

Creo que por mucho internet y muchas nuevas tecnologías que existan, un
lector sigue siendo lector, aunque cambie sus hábitos, pero a quien le guste
leer lo seguirá haciendo, frente a una pantalla o con un libro en papel.
Hablemos ahora sobre tu última novela, El susurro de la acuarela:
¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

Todo empezó con la primera parte de un relato de dos páginas que iba a
publicar en mi blog, “El códice de Sofía”. Era un entierro. Se lo leí a mi
marido para saber su opinión (como siempre he hecho) y me dijo: “no lo subas al
blog, escribe una novela”. Volví a sentarme frente al ordenador, continué
escribiendo y no paré, salvo para comer y apenas dormir, hasta que la terminé.
¿Cómo te organizaste para escribirla?

No me organicé. Iba escribiendo lo que me iba surgiendo en la cabeza,
como hago y he hecho siempre.
¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas
explicando en tu novela?

Tiene algunos aspectos reales, pero no la historia principal en sí. La
protagonista es muy “yo”, no puedo evitarlo, siempre meto algo mío en mis
novelas. Por ejemplo, siempre hay un personaje femenino secundario, o
terciario, que se llame Sofía, no en todos mis libros, pero si en muchos.
En el protagonista masculino también hay aspectos de mi marido. Estoy
enamorada de él… Puede parecer “friki” o incluso una cursilada, pero escribo
amor y mi marido es el protagonista masculino de mi vida, ¡qué le voy a hacer!
Y otro aspecto real de la novela es la relación que guardan Elena y
Olivia, tía y sobrina políticas (no de sangre), se adoran de forma
incondicional, y esta relación está basada en la que mantengo con una sobrina
política, María Eugenia. La niña, en mi novela, Olivia, tiene seis años, que es
justo la edad que tenía mi sobrina cuando escribía la historia. Quise plasmar
esos sentimientos, y creo que lo he logrado. Cuando María Eugenia sea mayor y
se lea esta novela, le preguntaré si me he equivaco o no al describir cuánto
nos queremos (y espero que no, jajajaja).
El susurro de la acuarela es la primera de la serie La luz
de la sombra
¿Qué planes tienes para esta serie? ¿Para cuándo podremos
tener la siguiente entrega?

En agosto publicaré la segunda y en diciembre, la tercera. Acabo de
empezar y tengo muchas novelas escritas que me gustaría que vieran la luz.
Ojalá gusten y se empiece a crear mi propio club de lectores. Es un camino muy
complicado, lo sé, pero no imposible y no pierdo la ilusión a pesar de los
momentos de bajón. Lo quiero conseguir.
¿Qué fue lo más complicado de la escritura de El susurro de la acuarela?

La corrección del manuscrito. Lo odio. Soy correctora, pero corregir mis
propias novelas es horrible y nada recomendable. De repente, lo vi todo mal
después de corregirlo por enésima vez antes de maquetarlo para Amazon, cada
palabra, cada frase… Me ha costado mucho, solo espero que me perdonéis los
fallos que se me hayan pasado, lo haré mejor para la siguiente, os lo prometo, que
siempre se aprende cada día y se mejora cada día.
¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías la novela?

Solo tenía claro que empezaría con una mujer de veintisiete años
enterrando a su marido y quedándose al cargo de su sobrina política huérfana,
pero que encontraría el amor y en otro lugar lejos de la que había sido su casa
hasta el momento. La historia fue surgiendo a medida que se me iba ocurriendo.
¿Te llevó mucho tiempo escribirla?

Tres semanas. No podía parar de escribir, hasta comía delante del
ordenador y dormía cuatro o cinco horas diarias. Pobrecito mi marido porque lo ignoré
esas tres semanas, jajajaja.
Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el
lector debería elegirla?

Es mi favorita de todas las que he escrito. Y destacaría el regaliz
rojo…

Respecto a la promoción de tu novela ¿qué haces para que el lector la
conozca?

Esto es muy difícil. Hoy en día, todo gira en torno a las redes sociales
(facebook, instagram, blogs…). No puedes dejar de moverte y que no te cueste
pedir ayuda, el “no” ya lo tienes. Somos muchos los que queremos ver nuestro
sueño cumplido y, aunque no lo creamos, hay gente buena que, de repente, un día
te da una oportunidad, te concede un huequecito en su precioso mundo-blog (tú,
por ejemplo, Inma). Yo doy gracias a varias personas que conozco por internet
(no en persona) y que me están aconsejando muchísimo, es una ayuda inestimable
que jamás olvidaré.
Y ahora hablemos del futuro:
¿Tienes alguna novela esperando a ser publicada?

En junio publicaré con una gran amiga y escritora, Irene, un cuento
ilustrado infantil llamado “Bosque fugaz” (el primero de una colección). Lo
haremos en Amazon, tanto en papel como en ebook.
En agosto, publicaré la segunda novela de “La luz de la sombra”
(continuación de “El susurro de la acuarela”); en diciembre, la tercera de la
trilogía.
¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre
él?

Estoy preparando una web de cultura con Irene. Si todo va bien, a finales
de mayo comenzaremos. Se llama www.cultura-te.com Curiosidades de cultura, reseñas (novelas románticas y de misterio),
entrevistas a artistas (pintores, escritores…) y hasta videos. Estamos muy
emocionadas y con muchas ganas de compartir con el mundo lo que nos llena:
escribir.
¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas
sean publicadas?
No tengáis miedo, todo sucede cuando debe suceder (y sabremos cuándo
deben suceder las cosas porque nuestro interior lo gritará) y no desfallezcáis
con los “no” que recibáis, porque en nuestro poder está el “sí”. Nadie decide
si nuestro sueño vale o no la pena, excepto nosotros mismos. Si queremos algo,
lucharemos por ello, cueste lo que cueste.
Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las
siguientes líneas son todas tuyas.
Encantada de conoceros!! Podéis encontrarme en mi blog www.elcodicedesofia.wordpress.com para cualquier cosa, siempre estoy disponible!!
Muchas gracias, Sofía, y mucha suerte con El susurro de la acuarela y con el resto de tus proyectos.
Muchas gracias a ti y a los que han gastado su tiempo en leerme, ha sido
un verdadero placer!!
Un beso a todos!!

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Fesaro dice:

    Mucha suerte a la autora en esa aventura de momento en solitario. Buena entrevista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: