Uncategorized

HUGH THOMAS, EL SEÑOR DEL MUNDO. FELIPE II Y SU IMPERIO

Título: El señor del
mundo
Subtítulo: Felipe II y su
imperio
Autor: Hugh
Thomas
Género: Ensayo
Editorial: Planeta
ISBN: 9788408118497
Nº de páginas: 620 págs.
Precio: 25 €

Felipe II gobernó sobre buena parte de la tierra conocida en su tiempo. No en
vano su imperio pasó a la historia como aquel en el que nunca se ponía el sol.
El segundo Habsburgo de la rama española heredó la amplia extensión de tierra
descubierta y colonizada tiempo atrás. Un imperio que no fue fácil gobernar y
en el que surgieron debates y polémicas políticas, sociales y religiosas.
Organizar tal vasto imperio en el que toparon inexorablemente culturas
diametralmente opuestas fue una de las tareas más complicadas del reinado del
rey Prudente. 

El señor del mundo: Felipe II y su imperio cierra la trilogía de Hugh Thomas dedicada al imperio español. Si en
los dos primeros tomos se abordaba la historia de la colonización desde su
descubrimiento hasta las grandes empresas del reinado de Carlos V, esta tercera
entrega aborda los años de gobierno de su hijo centradas en sus dominios de
ultramar.

La obra se inicia en la fecha clave de 1559, con la paz de Cateau – Cambresis
entre los eternos rivales, España y Francia, y un repaso por la personalidad de
Felipe II, un hombre precavido a la hora de gobernar amante de la música y el
arte.

La primera parte del libro desgrana lo que podríamos llamar como “macro
organización” de las Indias Occidentales. Desde el Consejo de Indias
creado para controlar todas las cuestiones de ultramar hasta los virreinatos
pasando por gobernadores y otros altos cargos.

En este punto, Thomas introduce el dilema suscitado con la iglesia a propósito
de la evangelización del Nuevo Mundo. Una evangelización llevada a cabo primero
por órdenes mendicantes como franciscanos o dominicos y que posteriormente
dieron el relevo a los jesuitas de Ignacio de Loyola. Las controvertidas
conversiones en masa y el más que dudoso método del requerimiento, así como la
violencia aplicada a algunos nativos rebeldes denunciada por Bartolomé de las
Casas protagonizan también un buen número de páginas de la obra. 
La segunda parte de este ensayo, titulada “La
España Imperial” aborda la organización interna de Nueva España y Perú.
Encomiendas, haciendas, cabildos y virreinatos, el autor describe como se
organizaban y como convivían con los indios, así como la revolucionaria y polémica
introducción de nuevos cultivos y ganado proveniente de la vieja Europa. 

La relación entre indios y colonos no fue en absoluto un camino de rosas desde
el día en el que Cristóbal Colón puso un pie en el Nuevo Mundo. La tensión
entre unos y otros se acrecentó con la sustitución de la primera generación de
colonos por la siguiente. El caso de la “Rebelión de Nueva España”
de la década de 1560 es un claro ejemplo que Thomas relata con precisión. 

A pesar de que los primeros descubrimientos y conquistas tuvieron lugar en la
primera mitad del siglo XVI, bajo el poder imperial de su padre Carlos V, a lo
largo del reinado de Felipe II aun se realizaron conquistas destacadas como las
que aparecen en este punto de la obra: Yucatán, La Florida, Cuba o Paraguay, así
como las expediciones de Pedro de Úrsula o Lope de Aguirre o la famosa y mítica
búsqueda de El Dorado.

El tercer bloque supone un breve paréntesis en la narración de la historia del
Nuevo Mundo. Aquí Thomas aborda tres aspectos de la política internacional que
marcaron el reinado de Felipe II: El conflicto sangriento con los Países Bajos,
la tremenda derrota de la Armada Invencible ante la fuerza naval inglesa y la
unión con Portugal, un país que también tenía sus propias colonias en Brasil.
Son estos territorios los que conforman la cuarta parte del ensayo.

La quinta parte supone una interesantísima descripción de la organización de
las comunicaciones, el comercio y las transacciones entre los dos continentes,
así como la defensa por tierra y por mar.

El imperio español no ocupó solamente lo que hoy conocemos como Latinoamérica y
Centroamérica sino que se extendió también hacia puntos de Asia como Las
Filipinas o China, territorios que son objeto de estudio en la sexta parte del
libro.

Con un amplísimo apéndice de tablas y datos que complementan el relato, El
señor del mundo
 es una obra completa que nos
da una visión global de lo que supuso el imperio de ultramar de Felipe II. Un
libro plagado de datos, nombres, fechas, relatado de un modo apasionante que
nos muestra un imperio con sus luces y sus sombras, intentando acercarse a la
siempre deseada objetividad. 

Hugh Thomas  es un historiador hispanista inglés que ha dedicado buena
parte de sus obras a distintos momentos clave de la historia de nuestro país. 


El señor del mundo: Felipe II y su imperio es un libro muy interesante, denso pero con una narración muy atractiva.
Muy recomendable sobretodo a aquellas personas interesadas en la historia de América.

Libro facilitado por la Editorial Planeta

Reseña realizada por
Sandra Ferrer, de http://palabrasquehablandehistoria.blogspot.com.es/

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: