Uncategorized

KATHERINE WEBB, UNA CANCIÓN CASI OLVIDADA




Autor: Katherine Webb                 
Título: Una canción casi olvidada
Editorial: Lumen
ISBN: 978-84-264-2115-9
Páginas: 552
Precio: 22,90€
Precio ebook: 14,99€
SINOPSIS
Zach Gilchrist es un cuarentón
que ha tocado fondo. Al borde de la ruina económica y emocional, lo único que
le queda es su pasión por el arte de Charles Aubrey, un conocido pintor al que
su abuela presumía de haber conocido en los años treinta durante unas
vacaciones en Dorset. Dispuesto a contar la verdadera historia de Aubrey, Zach
viaja hacia las costas escarpadas de la región para seguir la pista del
artista. Es ahí, entre brumas y acantilados, donde Zach conoce a Dimity, una
mujer mayor y algo extravagante, que tiene mucho que contar. Sentado en la
cocina de Dimity, Zach escucha y vuelve atrás en el tiempo, a cuando la anciana
era aún una chiquilla y vivía en una chabola con su madre, conocida por ser la
bruja del pueblo, mientras Aubrey y su familia descansaban en una mansión
cercana. Así, poco a poco, el hombre llega a descubrir un hecho oculto durante
años, un secreto y una obsesión que han marcado para siempre la vida de esa
mujer y la de todos quienes rodearon a Aubrey. Una atmósfera perturbadora, unos
personajes que se desvelan de a poco y una escritura que envuelve al lector: he
aquí el secreto de una novela destinada al éxito.
[extraído de la web de la editorial]
RESEÑA
Una canción casi
olvidada no es una historia, son varias historias. Por un lado tenemos a
 Zach, propietario de una galería de arte venida a menos, al borde de la
ruina. Por si fuera poco su mujer le ha abandonado y se ha llevado consigo a su
hija de seis años al otro lado del charco. Pero Zach tiene algo pendiente, por
lo que le han dado un adelanto, y es escribir un libro sobre su pintor
preferido, Charles Aubrey. De este pintor tiene tres obras colgando en su
galería por las que le ofrecen una buena suma, pero que se niega a vender
porque sencillamente las ama. Además siempre ha pesado sobre su familia la
posibilidad de que su abuela tuviera una relación sentimental con el pintor.
Por otro lado tenemos a
Dimity, o la pequeña «Mitzy», una chiquilla sin recursos que conocerá
a la acomodada familia Aubrey y mantendrá una especial relación con ella, sobre
todo con Charles, pues será una de sus musas.
Zach, para buscar
información sobre Aubrey, se trasladará a la costa de Dorset donde este pasó
algunas temporadas fructíferas en su carrera como pintor, donde por ejemplo
pintaba a la pequeña Mitzy. Y allí encontrará a una anciana Dimity con la que
pasará largas horas charlando sobre su pasado.
Pero sobre todo esta es
una gran historia de secretos entrelazados. Zach tiene secretos de familia,
Dimity tiene secretos increíbles que guardar, Aubrey también. Lo primero que he
pensado al terminar este libro es que esta autora es una gran hilvanadora de
historias. Es capaz de presentarnos diversas tramas y, tejiéndolas con
maestría, llevarnos a un apoteósico final en el que consigue sacar a flote
todas nuestras emociones. 
Katherine Webb es, por
tanto, una magnífica narradora. Su prosa es bella e incluso hay algunas
descripciones de Fez (Marruecos) que son preciosas. Aunque por encima de todo
lo que sabe es describir las emociones. Incluso utilizará el ambiente que rodea
a los personajes para que logremos entender mejor sus sentimientos. Ya lo
consiguió en su anterior obra El Legado y aquí lo vuelve a conseguir con
creces.
Narrada en tercera
persona, pero presentada desde diferentes puntos de vista, esta es una novela
que nos presenta diferentes tiempos narrativos. Por un lado tenemos los años 30
hasta el inicio de la Segunda Guerra Mundial, que es el tiempo de Charles
Aubrey, su familia y la pequeña Mitzy, y por otro, intercalándose (no por
capítulos) el tiempo presente, el de Zach y sus pesquisas.
Zach empezará a tirar de
los hilos para descubrir cosas que plasmar en su libro, el que espera que lo
saque de la quiebra, cuando en realidad veremos que lo que descubre y lo que
lleva a cabo para descubrir, le estarán salvando de otra manera. 
Pero, vuelvo a recordar,
esta es una novela de secretos, de secretos múltiples que nos llevarán a un
final en el que todo se una como un rompecabezas y en el que nos emocionaremos
como pocos libros consiguen hacerlo.
MI
NOTA: 8,5/10
Emma Bovary de Loca por leer

16 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: