Uncategorized

MARÍA LÓPEZ CASTAÑO, EL SECRETO DE ÁNGELA





Título: El secreto de Ángela
Autora: María López Castaño
Fecha de
publicación: 08/11/2012
256 páginas
ISBN:
978-84-9998-219-9
Editorial:
Temas de Hoy
Presentación:
Rústica con solapas
Precio: 17,50 euros






Argumento

Nos encontramos en Cantaloa, en el año 1906. Ángela es
la gobernanta de uno de los mejores hoteles del  país. Lleva más de cuarenta años dedicada al servicio del
mismo y conoce cada rincón como la palma de su mano. El  Gran Hotel es un espacio concebido para
ser muy especial, marcado por el lujo y la elegancia que promete confort y
sobriedad a sus inquilinos.
Cuando se produce el derrumbe de una pared del sótano
se descubre allí un cadáver enterrado que sostiene un medallón en su mano.
Inmediatamente se abre una investigación que intentará arrojar luz sobre lo que
en principio parece ser un asesinato.
Para comprender toda la historia tendremos que
remontarnos al año 1963 cuando Ángela, una muchacha sencilla y dulce que sólo
contaba con trece años llega al Gran Hotel para trabajar como camarera junto a
otras niñas. Allí alejada de su familia y bajo la supervisión de una
exigente  gobernanta, Mercedes,
aprenderá a trabajar duro y a mantenerse disciplinada.
Pero Ángela también descubrirá el amor entre las
paredes del hotel, porque en cuanto conoce a Carlos, el hijo mayor de los
propietarios del hotel, se queda totalmente prendada de él.


Mi
experiencia con la novela

El
secreto de Ángela es una novela basada en la conocida serie de televisión española
Gran Hotel.  Normalmente sucede que
una película o serie están inspiradas en un libro previamente escrito pero este
es el caso opuesto ya que la serie ha servido como inspiración a la periodista
y guionista María López Castaño para construir esta novela.
Antes
de comenzar la reseña me gustaría aclarar que conozco la existencia de la serie
pero no he llegado a verla en ninguna ocasión y la información que tengo sobre
ella es muy escasa. Así que no voy a hacer ninguna comparativa entre ellas ni
os puedo ofrecer ningún dato adicional al que me ha reportado la lectura del
libro. Cuando vi este libro publicado me llamó la atención por la historia que
contaba su sinopsis ya que la serie no actuó de ninguna manera como reclamo
para mí.
Aunque
una historia nace de la otra, parece ser (por lo que he leído en la red) que
hay bastantes diferencias entre ellas. 
En cierto modo tras leer el libro he sentido curiosidad por la serie
pero no me atrae suficiente para verla.
De
forma preliminar me gustaría decir que el libro me ha gustado. Se trata de una
lectura muy entretenida que debido a su estructura las páginas vuelan en un par
de tardes. Cuenta con la dosis justa de intriga y amor que se reparten el
protagonismo a partes iguales.
La
historia está narrada con continuos saltos en el tiempo. Comienza en 1906,
cuando Ángela lleva años ocupando el puesto de gobernanta del hotel, desvelándonos
la aparición de un cadáver en el sótano y se remonta al año 1963 para narrarnos
como llegó  Ángela a ser una
trabajadora del mismo. Poco a poco se va descubriendo la trama de la novela
mientras nos movemos por diferentes años entre ambas épocas.
En
el año 1963, Ángela es tan solo una niña de trece años que se ve obligada a
trabajar cuando su padre queda impedido en un accidente provocado por una bala
perdida. Su primer empleo la lleva a servir a Doña Emilia, una anciana un tanto
brusca que poco tiempo después muere. De nuevo sin trabajo, a Ángela sólo le
queda probar suerte en el Gran Hotel, un lugar que se caracteriza por el lujo y
la sofisticación que rodea cada rincón. A sus instalaciones acude la más
selecta clientela pero también las personas más exigentes y caprichosas.
El
hotel está regentado por la familia Alarcón.  Don Fernando es el dueño del hotel y el cabeza de familia
descendiente directo de los fundadores del hotel. Doña Consuelo, su mujer,
adora las frivolidades y su máxima preocupación es crear un ambiente social
adecuado en el hotel. La pareja tiene tres hijos, Carlos, el primogénito que es
un muchacho inteligente e innovador, Ricardo, celoso y siempre a la sombra de
su hermano y la pequeña Lucía, una muchacha soñadora y romántica.
Entre
el servicio se encuentra Mercedes, la gobernanta con un carácter rígido e
inflexible que marcará las pautas a seguir para las jóvenes trabajadoras o
Clarisa, una chica un tanto peculiar entre otros muchos personajes.
En
la parte situada ya en el siglo XX, aparecen algunos descendientes de los Alarcón
como Alicia (un personaje que me ha parecido especialmente interesante),
camareros nuevos, e incluso el investigador del caso, Ayala, que pretende
desvelar la identidad de los restos óseos encontrados.
Sin
grandes pretensiones psicológicas los personajes están medianamente conformados
y perfilados. Queda claro el papel de cada cual en la historia y en conjunto no
sólo funcionan sino que encajan perfectamente. La autora no arroja datos ni
descripciones sobre ellos sino que poco a poco se van dibujando en la historia
a medida que esta avanza. Sin duda, el personaje, en el que centra mayor atención
y cuidado es Ángela, su protagonista.
En
el libro hay diferentes tramas, cada una ellas tiene su atractivo. Por un lado
no sabemos la identidad del cadáver que aparece, que representa el medallón que
sostiene, ni como murió, si fue asesinada y en ese caso quién fue el asesino. Y
por otro lado tenemos la historia de amor de Ángela y Carlos, el hijo mayor de
los Alarcón. Esta no cuenta con una especial originalidad pues ahora mismo me
vienen a la mente otros libros que tratan el mismo tema, el amor entre personas
de diferentes clases sociales, pero lo que no sabemos es su desarrollo y cómo
acabará.
La
autora para narrarnos la historia utiliza una prosa funcional y fluida con un
lenguaje accesible, directo y sencillo. Prescinde de descripciones y detalles a
la hora de crear ambientes y costumbres y se centra directamente en la trama.
Los diálogos tienen una amplia presencia a lo largo de todo el relato lo cual
le imprime cierta agilidad a la hora de la lectura. A la hora de imprimirle el
ritmo la autora se ha decantado por aumentarle la velocidad a la vez que se
acerca a su desenlace.
A
pesar de que el libro me ha gustado mucho en ciertos momentos he echado en
falta una buena recreación del entorno o de las costumbres y el ritmo diario
del hotel. Es cierto que es fácil imaginar escenarios en primer lugar porque al
estar perfectamente fechado al inicio cada capítulo ya te haces una idea del
entorno y en segundo lugar aunque no seas un seguidor habitual de la serie
seguro que has visto alguna imagen de ella en televisión.
La
acción se sitúa en Cantaloa, una ciudad ficticia donde se supone que se erige
el hotel y  transcurre a mediados
del siglo XIX y  principios del XX.
En la serie el escenario sobre el que se ruedan los exteriores es el Palacio de
la Magdalena en Santander.
Conclusión

El
secreto de Ángela me parece una buena novela para dejarse llevar por una
historia, entretenida con las dosis de amor e intriga en su justa medida. Sin
muchas pretensiones disfrutando de una lectura amena, directa y que atrapa.
**Reseña
de albanta para Adivina quien lee

9 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: