El medallón de fuego
Más allá de la novela contemporánea

Entrevista a Carla Montero, autora de El medallón de fuego

Hoy entrevisto a la encantadora Carla Montero, quien acaba de publicar El medallón de fuego con la editorial Plaza & Janés.

Si quieres saber más sobre Carla Montero y sobre su nueva novela: El medallón de fuego, no te pierdas esta entrevista:

¿Podrías contarnos quién es Carla Montero?

Una mujer normal y corriente, madre de familia a tiempo completo, que en sus ratos libres se dedica a escribir porque hacerlo le divierte.

¿Qué te llevó a dedicarte a la escritura?

El azar. Siempre me ha gustado escribir, pero nunca había pensado dedicarme a ello de forma profesional. De hecho, escribir era para mí un acto íntimo, encaminado a mi propio disfrute. Pero a Círculo de Lectores se le ocurrió organizar un premio para autores noveles, yo acababa de terminar una novela, mi marido me animó a presentarla… Porque el premio lo votaban los lectores que si no, creo que no me hubiera decidido. El caso es que gané y hasta hoy. Estuve en el sitio adecuado en el momento adecuado para convertirme en escritora profesional.

Si tuvieras que contar en una sola frase de qué trata El medallón de fuego ¿qué dirías?

Ana García-Brest se embarca en una nueva y frenética aventura en busca de una reliquia que la llevará a descubrir la historia de cuatro fascinantes personajes en el Berlín de mayo de 1945.

¿De dónde nació la idea que te llevó a escribir El medallón de fuego?

Del interés que los lectores me han ido transmitiendo a lo largo de estos casi diez años en que la historia de algunos de los personajes de La tabla esmeralda continuara. Y en ese proyecto encajaba a la perfección una idea que tenía de escribir sobre las mujeres soviéticas que combatieron en primera línea del frente durante la Segunda Guerra Mundial, una idea que me rondaba desde que leí el libro La guerra no tiene rostro de mujer, de Svetlana Alexiévich.

En relación con la parte más técnica de la escritura de esta novela, ¿cómo organizaste para escribir El medallón de fuego? ¿Te dejaste llevar por la improvisación o estructuraste previamente toda la historia?

Siempre que empiezo a escribir tengo claro de dónde parto y adónde quiero llegar. Aunque preparo muchos esquemas de la trama, dejo lugar a la improvisación, me permito tomar desvíos o caminos diferentes a los inicialmente previstos siempre que me conduzcan a ese final predefinido.

Para mí escribir es un trabajo de mimbres, de ir tejiendo y destejiendo, de emborronar muchas hojas a mano antes de ponerme frente al teclado. Eso sí, una vez que empiezo a teclear todo suele fluir, termino casi de un tirón el primer borrador y no hago cambios sustanciales al texto original.

¿Tienes alguna manía como escritora? ¿Podrías contárnosla?

No. Escribo donde puedo, cuando puedo y como puedo. Fíjate si no soy maniática que te contaré una anécdota que lo demuestra. Cuando llevaba más o menos la mitad de El medallón de fuego, se me estropeó la letra K del teclado del ordenador. ¡En una novela llena de términos en alemán y ruso! Pues adelante que seguí pulsando dos teclas cada vez que escribía una K, tres si era mayúscula. No quise cambiar el ordenador en mitad del proyecto, me daba sensación de mal fario. ¿Será eso una manía?

Hablemos ahora sobre tu faceta como lectora. Si tuvieras que recomendarnos una novela, ¿cuál sería y por qué?

Hay tantos libros recomendables… Si tengo que escoger, me ceñiré a dos de los que he leído recientemente: Los ingratos, de Pedro Simón -una delicia para los que hemos sido niños en los ochenta: nostálgico, tierno, duro, a veces, muy bonito-, y El club de los mentirosos, de Mary Karr -una autobiografía sobre la durísima infancia de la autora en la américa más profunda de los años cincuenta y sesenta, pero narrada con una ironía magistral.

Y siempre, siempre, recomiendo Rebeca, de Daphne du Maurier, y Suite francesa de Irène Némirovsky.

¿Qué autor/a es tu preferid@? ¿Podrías contarnos qué es lo que le hace ser su preferido?

Tengo demasiados autores preferidos, no puedo escoger uno. Jane Austen, Charles Dickens, Oscar Wilde, Agatha Christie, Hemingway, Scott-Fitzgerald, Ken Follet, Rosamunde Pilcher, Miguel Delibes, Elena Fortún… Buf, es que me dejo tantos…

Normalmente lo que me atraer de un autor es su forma de contar las cosas, su empleo del lenguaje, su forma original de expresarse. También que la construcción de los personajes sea buena, así como su capacidad para hacerme entrar de lleno en la historia que me está contando, que cada vez que cierre el libro me quede pensando en él y esté deseando volver a abrirlo.

¿Qué libro estás leyendo ahora mismo?

Hombres sin mujeres, de Murakami.

¿Podrías recomendarnos un libro para escritores?

Todos, a ser posible, buenos, de los universalmente reconocidos como tal. Hay dos formas de aprender a escribir, una es leyendo y otra es escribiendo. Pero es inútil empezar a escribir sin haber leído, mucho, muchísimo. El mejor manual es un buen libro leído con el ánimo de aprender de él.

Cuéntanos, ¿estás trabajando en algún nuevo proyecto literario? ¿Puedes explicarnos algo sobre él?

No, ahora mismo no. Estoy centrada en la promoción de El medallón de fuego. Ya habrá tiempo de sentarse a pensar en el próximo proyecto.

Muchas gracias, Carla, por esta entrevista. Te deseo mucho éxito con El medallón de fuego y el resto de tus proyectos.

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: