Alicia G. García La cárcel
Leer una novela

Entrevista a Alicia G. García, autora de La cárcel

Hoy hablo con Alicia G. García, la ganadora del Premio internacional de narrativa Marta de Mont Marçal 2020 con su novela La cárcel, sobre su novela y cómo ganar un concurso literario.

¿Quién es Alicia García?

Una contadora de historias a la que le gusta observar su entorno y modificarlo a través de lo que escribe.

¿Cómo te formaste como escritora?

En primer lugar leyendo y después, cuando me di cuenta de la complejidad del oficio de escritor comencé a participar en un taller literario impartido por Ramón Alcaraz. Gracias a su taller, “el desván de la memoria” he conseguido aprender a estructurar y desarrollar mis historias para lograr darles mi verdadera voz. Aún sigo aprendiendo, todavía me queda mucho por descubrir.

¿Cómo te organizas para escribir tus novelas? ¿Eres una autora de brújula o de mapa?

Creo que soy una mezcla entre brújula y mapa. Cuando inicio un nuevo manuscrito parto siempre de una idea clara, sé lo que quiero contar y quién lo debe hacer. También tengo clara, desde la primera línea, la escena final. Para llegar a ese punto organizo un breve esquema en el que diseño cada capítulo de forma esquemática, sin detenerme en detalles pero estructurando la información.

¿Qué estás leyendo ahora?

Acabo de terminar Nueve perfectos desconocidos de Liane· Moriarty. Tengo que reconocer que leo mucho menos de lo que me gustaría por falta de tiempo.

¿Cuáles son tus autores favoritos?

He tenido autores favoritos por épocas de mi vida y cuando me centraba en uno de ellos leía todos sus libros. Poe me parece un genio, sus relatos cortos son algo imposible de repetir. También me sentí muy atraída por Stephen Edwin King, aunque hace tiempo que ya no leo nada suyo.

Siento predilección por escritores de novela negra: Fred Vargas, Pierre Lemaitre, John Connolly, Gómez Jurado. También me gusta Reyes Martínez y José Manuel Aparicio.

Aunque desde hace unos años me siento más atraída por libros en concreto que por autores.

Hablemos ahora de tu novela, La cárcel:

¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

La acción se desarrolla dentro de un programa de telerealidad y por supuesto la idea surgió viendo, hace tiempo un reality en el que hacían unas pruebas físicas complicadas. Al ver el esfuerzo de uno de los concursante pensé en la posibilidad de que algo le sucediese. De ahí, mi cerebro que todo lo lleva al mismo terreno, le dio una vuelta a la escena y lo reconvirtió en novela negra pensando en que alguien matase al concursante. Y así comenzó el proceso creativo, ya que a ese asesinato se le debía buscar una causa.

¿Cómo te organizaste para escribirla?

Ojalá pudiese tener unos hábitos de escritura, unas rutinas, eso supondría que dispongo de tiempo para plasmar mis ideas, las imágenes que se forman en mi cabeza en palabras. Pero no es así. La escritura es lo más importante que tengo pero no a lo que le puedo dedicar más tiempo. Así que escribo a ratos, robando tiempo a todo lo demás, sin mucha organización ni logística.

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

No existe ninguna historia real de trasfondo, todo lo que cuento es fruto de mi imaginación.

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de La cárcel?

Encontrar tiempo, estar en medio de una escena que tenía muy clara en la cabeza y no poder pasarla al papel, tener que retomarla días después, perder el ritmo de escritura. Es una lucha con el reloj y las obligaciones, robando minutos.

¿Te llevó mucho tiempo escribirla?

Casi dos años entre escribirla, dejarla reposar y volver a retomar el proyecto para una corrección.

La cárcel ha sido la novela ganadora del Premio internacional de narrativa Marta de Mont Marçal 2020, ¿qué te llevó a atreverte a presentar esta novela a este concurso?

El convencimiento de tener una buena historia y el deseo de hacerla llegar a los lectores.

¿Cómo fue el momento en que te comunicaron que La cárcel había sido la ganadora del Premio?

Muy divertido y muy emocionante. Ahora que nadie nos escucha tengo que reconocer que cuando me llamó la presidenta del jurado no sabía ni de qué me hablaba. Pasan tantos meses desde que envías el manuscrito hasta que se falla que casi se te olvida. Además me pillaron en plena preparación de la cena para mis hijas, vamos en un momento poco glamuroso jajaja. Pero luego ya muy divertido hablando con el jurado, agradeciendo sus palabras y sus felicitaciones, es una sensación difícil de explicar, emoción, nervios, alegría.

¿Te has presentado a otros premios literarios? ¿Cómo ha sido la experiencia?

Con mi primera novela “Buenos días” me presenté a un certamen que organiza el ayuntamiento de Toledo de forma anual, el premio Princesa Galiana y resulté ganadora. La sensación fue mágica, sobre todo el poder tener el libro en las manos, una idea que solo estaba en mi cabeza y de pronto se convertía en un libro, fue genial.

Con otro manuscrito me presenté a un certamen juvenil, pero ese no lo gané, aunque lo seguiré intentando en un futuro.

Mi experiencia, perfecta. Sé que mucha gente piensa que todos los certámenes están amañados, que no merece la pena presentarse a ellos, pero es una idea falsa. Y animo  a los escritores a que busquen aquellos certámenes que se adaptan a su forma de escribir y a sus historias y prueben a enviarlas.

Y ahora hablemos del futuro: ¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

He terminando de revisar estos días un nuevo manuscrito. No puedo adelantar nada pero confío seguir sorprendiendo a mis lectores.

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

Que escriban sin pensar en publicar. Que disfruten escribiendo, que se formen, como lo harían en cualquier otra disciplina; canto, baile, pintura…Que lean, corrijan y se dejen asesorar. Y que prueben a enviar sus textos, cuando ya los tengan trabajados a un certamen de los muchos que hay cada año.

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.

Lo primero agradecerles el tiempo dedicado a conocerme y a acercarse a mi trabajo. A quienes se animen a leer La cárcel, darles las gracias y decirles que me encantaría conocer sus comentarios sobre la historia, de las opiniones de los lectores se aprende mucho. Ellos son lo que más me ayudan a mejorar en cada proyecto.

Muchas gracias, Alicia, y mucha suerte con La cárcel y el resto de tus proyectos presentes y futuros.

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: