Marta Gracia Pons
Uncategorized

El viaje de la libélula de Marta Gracia Pons

Hoy en el blog, tengo como invitada a Marta Gracia Pons, quien acaba de publicar El viaje de la libélula, una novela histórica genialmente documentada. Si quieres saber cómo lo hace Marta Gracia Pons para documentarse antes de escribir sus novelas, no te pierdas esta entrevista:

¿Quién es Marta Gracia Pons?

Una mujer ambiciosa literariamente hablando, que tiene todavía muchas ideas que plasmar en papel. Amante de la historia y de las figuras femeninas que revolucionaron su época.

¿Cómo te organizas para escribir tus novelas? ¿Eres una autora de brújula o de mapa?

De las dos cosas. Soy de mapa al principio, antes de empezar la novela. Me aseguro de que todo esté perfectamente planeado e hilvanado. Si embargo, a medida que me acerco al final, me dejo guiar absolutamente por los personajes. La mayoría evolucionan, sin darme cuenta, con el transcurso de la trama y merecen un final de historia quizá diferente al que al principio había destinado para ellos.

¿Qué estás leyendo ahora?

“Las tinieblas y el alba”, de Ken Follet.

¿Cuáles son tus autores favoritos?

Precisamente Ken Follet. Con él empezó mi pasión por los libros y gracias a él aprendí a escribir novela histórica.

Hablemos ahora de tu novela, El viaje de la libélula:

¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

De mi pasión por el modernismo y la historia de la ciudad de Barcelona. Me encanta ese período histórico que empieza a finales del siglo XIX: fue un movimiento cultural que se expandió por diferentes ámbitos artísticos, incluido el de la joyería. Conocemos a Gaudí en arquitectura, pero quizá no tenemos referentes en la orfebrería. Quería hablar de esos grandes diseñadores de joyas que hacían auténticas obras de arte.

¿Cómo te organizaste para escribirla?

Primero, la documentación. Tuve que estudiar muy bien ese período y leerme manuales sobre orfebrería de la época para entender el proceso creativo y de fabricación de una joya. Después, escribir y escribir. De vez en cuando, por eso, he de parar. A veces, uno se estanca o se queda en blanco y tiene que alejarse un tiempo para luego retomar la novela desde una perspectiva diferente. No siempre se escriben las páginas con la misma pasión, ni con el mismo entusiasmo. Por eso, hay que tomarse ciertas pausas.

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

Me inspiré en Lluís Masriera, de la conocida saga familiar de joyeros de Barcelona, los Masriera. Él decidió acabar con la joyería tradicional que había catapultado a la fama a sus antepasados y empezar de cero con el art Nouveau o modernismo. Dejó de lado las grandes piedras y los recargados diseños para elaborar piezas más delicadas, sinuosas y femeninas. Se impusieron los materiales más humildes y hubo un retorno a la naturaleza. Insectos, ninfas, seres mitológicos y exóticos que guardaban detrás un fuerte simbolismo. Mi protagonista, Elsa, está inspirado en él, aunque me temo que, por el hecho de ser mujer, no lo tendrá tan fácil para triunfar.

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de la trama de El viaje de la libélula?

Sin duda, el final. No es fácil combinar dos historias, dos protagonistas y dos periodos distintos. Todo tiene que concordar, al fin y al cabo, y conlleva mucho trabajo.

¿Te llevó mucho tiempo escribir El viaje de la libélula?

Un año y medio, más o menos. La verdad, ha sido la novela más compleja que he escrito hasta ahora y he necesitado de esos “parones” de los que he hablado antes para comprometerme con la historia hasta el final.

Para los que no conocen El viaje de la libélula, ¿qué destacarías de ella? ¿Por qué el lector debería elegirla?

No es solo una historia, sino dos. Dos mujeres muy diferente entre ellas, que viven en circunstancias históricas distintas, pero que les une su pasión por la joyería. Es un recorrido por la Barcelona de dos épocas, la de principios de siglo XX y la de la postguerra, también por Amberes, la ciudad de los diamantes, y el sur de Francia. A quien le guste la novela histórica y de viajes, sin duda es la suya.

El viaje de la libélula es una novela histórica, ¿cómo haces el proceso de documentación previo a la escritura?

Me gusta documentarme a través de hemeroteca, archivos, fotografías y diarios personales de la época. Quiero detallar muy bien la vida cotidiana de ese período, por eso para mí es importante conocer bien las modas, los gustos del momento, la publicidad y la alimentación. Es un trabajo minucioso, arduo, pero con el que más disfruto, puesto que soy historiadora.

¿Qué es lo más complejo de escribir una novela histórica?

Reflejar con exactitud el periodo histórico que se trata con el punto de vista de ese momento y no con el actual. A veces, tenemos tendencia a que nuestros personajes actúen o reflexionen como lo haríamos nosotros ahora, pero no debe ser así. Hay que ser conscientes de los tabús y mentalidad de la época y escribir en consonancia a ello.

Y ahora hablemos del futuro:

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

Sí, estoy trabajando en ello. Solo puedo decir de que tendrá, de nuevo, otra protagonista femenina y que viajaremos a tierras lejanas.

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

Que sean perseverantes, que tengan paciencia y que disfruten al escribir.

Muchas gracias, Marta, y mucha suerte con El viaje de la libélula y el resto de tus proyectos presentes y futuros.

Muchas gracias a vosotros.

¿Quieres ganar un ejemplar de El viaje de la libélula de Marta Gracia Pons?

¿Quieres conseguir un ejemplar de El viaje de la libélula de Marta Gracia Pons?

Deja un comentario en este post y rellena este formulario.

Este sorteo estará activo desde hoy hasta el próximo 22 de noviembre a las 23:59 horas.

¡Suerte a los participantes!

a Rafflecopter giveaway

18 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: