Escribir novela
Escribir una novela

Cómo organizar tu tiempo para escribir

Ahora que hemos vuelto a la rutina, quizá es el momento de ponerte serio y plantearte que ha llegado el momento de lanzarte a escribir, ¿no crees? Aunque, déjame decirte que para conseguirlo debes saber cómo organizar tu tiempo para escribir.

Escribir es una tarea ardua y difícil, por esa razón es necesario que seas constante y que trabajes cada día. Sí, he dicho cada día, sin falta.

Claro, ahora estarás pensando… Sí, sí, pero yo cada día también tengo que ir a trabajar, tengo que cocinar, tengo una familia de la que cuidar, tengo que pasear al perro bla bla bla, ¿verdad? Sí, tienes toda la razón… Yo también hago todo eso y créeme hay días en los que me muero por tumbarme en el sofá, porque no tengo ganas de escribir, y con el único deseo de olvidarme del mundo que me rodea y perderme entre las páginas de una buena novela.

Pero déjame decirte que esto no funciona así… ¿Recuerdas aquello de «La fama cuesta»? Pues es la pura verdad… Para ser escritor, para escribir una novela, un ensayo, un libro de relatos o uno de poesía es necesario escribir… ¡y mucho! Escribir es como hacer deporte, necesitas hacerlo cada día para estar en forma. Mantener el músculo de la escritura en forma solo puede conseguirse escribiendo y, a poder ser, cada día.

Escribe cada día

Organízate para escribir

Entiendo que ahora mismo estés pensando que tú no puedes escribir cada día, porque… «No tienes tiempo». Lo sé, lo sé… a mí me pasa lo mismo que a ti y, la verdad, es que es un fastidio. Al final, si quiero escribir he de hacer encaje de bolillos para buscar un hueco en mi apretada agenda para poder escribir aunque sea media hora a lo largo del día.

Pero una cosa te digo, si no buscas ese tiempo, nunca lo encontrarás. Siempre tendrás algo mejor que hacer (aunque sea poner la lavadora) antes que ponerte a escribir, porque, no nos engañemos, escribir, como la fama, cuesta. Así que mi primer consejo para conseguir tiempo para escribir es:

Déjate de excusas y ponte a escribir.

Si no haces por encontrar el tiempo necesario para sentarte delante del ordenador o coger un lápiz y un papel, nunca lograrás escribir nada. Así que cero excusas.

Revisa tu agenda y busca un hueco para escribir cada día

Hoy es un buen momento para revisar tus rutinas. Abre tu agenda por el día de hoy e intenta encontrar entre tus compromisos (los ineludibles y los que no lo son tanto) un hueco de diez, treinta, sesenta o más minutos para escribir.

¡Fuera distracciones!

Cuando tengas ese hueco para escribir, no lo olvides: lo único que puedes hacer durante esos minutos que has arañado de tu ocupadísima agenda solo has de escribir. Apaga tu móvil, ponlo en modo avión o dáselo a la vecina, pero sobre todo, aléjate de él y no lo mires. Lo último que necesitas en esos minutos de escritura es que te llame tu madre o te entretengas mirando Facebook. Así que concéntrate y aprovecha al máximo esos minutos que has decidido destinar a la escritura y olvida la procrastinación.

Comprométete

Si quieres lograr tu objetivo de escribir tu novela, ensayo, relato o lo que sea debes comprometerte contigo mismo, te has de convertir en tu jefe más exigente, aquel que no te deja pasar ni una. Solo así lograrás alcanzar tu meta.

Márcate un objetivo (realista)

Organízate para escribir

Ahora que te has propuesto escribir cada día, debes decidir un objetivo diario, semanal o mensual. Tú mismo has de saber qué es lo que más te motiva. Eso sí, recuerda que los objetivos han de ser realistas y debes verte capaz de conseguirlos, si no cumplen estas dos características, lo único que conseguirás es desmotivarte (mucho) cada vez que no los consigas.

Te recomiendo que empieces por objetivos realistas. Por ejemplo, si tengo media hora para escribir cada día, mi objetivo puede ser escribir 250 palabras. Es un objetivo sencillo de conseguir, así cuando alcances este número y quizá todavía te sobren algunos minutos, podrás alcanzar las 300. Día a día, podrás ir consiguiendo tu objetivo y, quizá, superándolo, conseguirás que tu motivación y tu autosatisfacción suba como la espuma de cerveza.

Trabajar contra reloj

Por muchos años que cumpla continúo funcionando como cuando era niña. No sé si a ti te pasaba cuando ibas al cole, pero yo trabajaba de manera mucho más eficaz cuando tenía que entregar un trabajo y tenía una fecha límite (y a menudo demasiado cercana) para hacerlo.

Pues a mí a día de hoy me continúa funcionando eso de trabajar bajo presión y con una fecha límite. Quizá soy un poco masoquista, quizá… Pero necesito trabajar contra reloj para sentirme motivada. Esa motivación y esa cuenta a atrás me hace aprovechar mi tiempo para escribir tanto como puedo.

Por esa razón, te aconsejo que te pongas una fecha límite para tener listo tu trabajo. Por ejemplo, si quiero empezar a escribir mi novela en dos semanas, me marco como fecha límite para tenerlo todo listo en trece días. De esa manera, me aseguro de que tendré la estructura de mi novela preparada para poder lanzarme a teclear como una loca mi historia (mi parte preferida del proceso).

Planificar es la clave

Algo básico para organizar tu tiempo para escribir es planificar lo que tienes que hacer. Si empiezas el proceso de escritura de una novela y eres un escritor de mapa (esos que necesitan tenerlo todo organizado y claro antes de empezar a escribir) como yo, te recomiendo que cojas un papel y te hagas un esquema de todo lo que has de hacer antes de ponerte a escribir. Por ejemplo: en el esquema que yo me hago siempre incluyo en primer lugar, escribir una estructura muy básica de mi historia, después y a partir de ella confeccionar la escaleta, después las fichas de personajes, etc. hasta que llega el momento en el que todo lo tengo suficientemente claro como para lanzarme a escribir mi historia.

Organízate para escribir

Y recuerda que aunque conseguir organizar tu tiempo para escribir te parezca ahora mismo bastante complicado, no es imposible. Si yo lo he conseguido, tú también puedes hacerlo. ¿A qué esperas para ponerte a escribir?

Si te gustan los contenidos, que publico en mi blog, te animo a que no te los pierdas suscribiéndote a mi newsletter aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: